¿Un alivio para la crisis del combustible?

YPF le pagará a la AFIP una deuda de 20 millones de dólares

Con este pago, la petrolera argentina podrá volver a importar y exportar tras la sanción recibida el miércoles por la entidad recaudadora por falta de pago de una deuda tributaria.
jueves, 16 de febrero de 2012 · 19:19

En las próximas horas, la petrolera argentina YPF, controlada por la española Repsol, pagará una deuda de 8 millones de dólares, que se elevaron a 20 millones con intereses, que le exige el fisco argentino, según informaron a fuentes del sector petrolero.

YPF abonará mediante la fórmula de “pago con protesto”, un mecanismo que, según las fuentes consultadas, habilita a la compañía a reclamar en caso de que lo considere oportuno.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prohibió a la compañía importar o exportar mientras no regularice la deuda tributaria correspondiente a cargos por una diferencia en derechos de exportación de gas.

Fuentes próximas al grupo hispano-argentino señalaron que la sanción no afecta las operaciones de la petrolera.    
La multa coincide con las críticas contra la petrolera lanzadas por el Gobierno de Cristina Fernández en reclamo de un aumento de las inversiones de la compañía en el país.

La semana pasada el presidente de Repsol, Antonio Brufau, mantuvo en Buenos Aires un encuentro “constructivo y positivo” con los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Planificación, Julio de Vido, para exponer los planes de inversión de YPF.

Según anunció la empresa tras la visita de Brufau, en 2011 incrementó sus inversiones en el país suramericano en un 50% hasta alcanzar el récord de $ 13.300 millones (unos u$s 3.057 millones).

Paralelamente, los gobernadores de provincias argentinas productoras de petróleo acordaron ejercer “fuertes controles” sobre las petroleras que operan en sus territorios para impulsar un aumento en la producción de hidrocarburos y disminuir la importación de estos recursos.    

Tampoco descartaron la revocación de concesiones en caso de que no haya una subida en la producción. (Cronista)