Por 1 año

Extienden hasta el 2013 la exención impositiva para vinos espumantes

Por decreto se extendió hasta el 1 de febrero de 2013 la exención impositiva a los vinos espumantes. En esta oportunidad, la prórroga es por un año y es un reconocimiento al trabajo conjunto entre los sectores público y privado.
martes, 14 de febrero de 2012 · 19:13

Los titulares del INV y Bodegas de Argentina, Guillermo García y Ángel Vespa, anunciaron la medida en Bodegas López, donde destacaron la madurez del sector para cumplir los compromisos asumidos ante las autoridades nacionales. En este sentido el presidente del INV resaltó “el alto grado de responsabilidad de las partes. Por un lado, desde el 2005 el sector ha realizado inversiones superiores a las obligatorias. Por otro, el eficiente rol del Estado, a través del INV como organismo auditor del convenio, acompaña este proceso para fortalecer al sector”

Durante la reunión, el contador García calificó al sector de los vinos espumantes, por su crecimiento, como uno de los más dinámicos de la industria. Incluso, afirmó que “hemos terminado el año con un crecimiento del 16% en el mercado interno, el 26% en las exportaciones y el 16% la facturación”.

En tanto que Ángel Vespa ponderó la metodología de trabajo entre Bodegas de Argentina y el INV para cumplir con los plazos y poder elevar el expediente al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Más allá de los resultados logrados hasta el momento, el contador Vespa aseguró que “nos pondremos a trabajar inmediatamente para que la próxima prórroga impositiva sea hasta el 2015”.

Las Cifras

Según lo auditado por el INV, durante el período 2005-2010, la venta de vinos espumantes ascendió a más de 550 millones de dólares. Se destaca que el sector realizó inversiones reales por más de 131 millones de dólares, una cifra notoriamente superior a los 66 millones de dólares que el Estado hubiera tributado en concepto del impuesto interno del 12% a ese vino.

Además, se especifica que el saldo en inversiones, en el período señalado, supera los 48 millones de dólares, considerando las inversiones reales (131 millones de dólares) y las inversiones comprometidas por el sector en el convenio (83 millones de dólares), que debían superar el 25% del valor impositivo correspondiente.

En cuanto al año 2010, según lo auditado por el INV, tal como lo refleja la Resolución Nº 5 del 2011 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, la venta de vinos espumantes superó los 145 millones de dólares. En tanto que el sector realizó inversiones reales por más de 25 millones de dólares, con lo cual superó los 17 millones de dólares que hubiera tributado al Estado en concepto del impuesto interno del 12% a ese tipo de vinos. Además, se especifica que el saldo en inversiones ronda los 3 millones de dólares.

Estas cifras se desprenden de las declaraciones juradas, trimestrales de despacho de vinos e importe facturado y las anuales que corresponden a las inversiones realizadas, presentadas por los establecimientos agrupados en Bodegas de Argentina y constatadas por el INV en todo el país.

Se destaca que todavía no están disponibles los datos definitivos correspondientes al 2011, ya que aún no venció el plazo para la presentación de las declaraciones juradas.

De acuerdo a las cifras, se desprende que entre los establecimientos que conforman el sector de los espumantes se refuerza la tendencia del incremento sostenido de inversiones productivas en bienes de capital, desarrollo de viñedos, incorporación de nuevas tecnologías y promoción del producto. Esto que permite mejorar su competitividad en el mercado internacional y el generar más puestos de trabajo.

Durante su última visita a San Rafael, Provincia de Mendoza, a mediados de diciembre de 2011, la presidente Cristina Fernández adelantó lo establecido por el Decreto 185/2012, cuando destacó que “vamos a volver a prorrogar la exención impositiva a espumantes. Ya hemos comprobado las inversiones en 2010 y ahora vamos a verificar las de 2011 y, una vez que estén verificadas, vamos a hacer la prórroga, porque la sintonía fina va a ser para todos, dar para recibir y recibir para dar, que el intercambio sea a dos bandas para el pueblo argentino, que es el que verdaderamente invierte cuando hay exención impositiva”

Antecedentes

El acuerdo se encuentra reglamentado por el Decreto Nº 57 del 31 de enero de 2005 que ratificó el Acta de Compromiso para desarrollar el Programa de Expansión del Sector Vitivinícola, suscripta en enero de 2005 entre el Ministerio de Economía y Producción y Bodegas de Argentina y sus empresas afiliadas constituidas como garantes de la misma.

Mediante el acta se asumió una serie de compromisos tendientes a incentivar la expansión y las inversiones en el sector vitivinícola nacional, en particular de los vinos espumantes y para todas las bodegas elaboradoras de este producto estén o no asociadas a Bodegas de Argentina.

Con el tiempo distintos decretos ratifican el convenio: Decreto Nº 57/2005 (ratifica el Acta Compromiso y la pone en vigencia por un periodo 2005-2007), Decreto Nº 248/2008. (prorroga por dos años, 2008-2009, el Decreto Nº 57/2005) y el Decreto Nº 161/2010 (prorroga por dos años, 2010 y 2011, el Decreto Nº 248/2008). En la actualidad se complementa con el Decreto Nº 185/2012, que extiende el plazo hasta el 1 de febrero de 2013.

En el Acta del 2005 se introdujo el novedoso concepto de sustituir impuestos por inversiones. Así se estableció que el pago del Impuesto Interno del 12% que el gobierno nacional aplicó a algunos productos quedaba suspendido por diez años para los vinos espumantes, a cambio de que el sector se comprometiera a realizar inversiones al menos 25% superior del valor impositivo que el Estado nacional debía tributar. Desde el momento de ser suscripto, el control del cumplimiento de lo firmado quedó a cargo del Instituto Nacional de Vitivinicultura.

El informe 

En cuanto a las inversiones, el INV constató que ha cumplido con creces lo estipulado entre el 2005 y 2010.

El INV, como organismo auditor del convenio, prepara un informe trimestral, sobre los datos suministrados por las bodegas con carácter de Declaración Jurada, en el cual se indica el importe total de ventas de vinos espumantes y el importe del Impuesto Interno que hubiera correspondido sobre tales ventas en el trimestre respectivo. El citado informe se remite trimestralmente a Bodegas de Argentina A.C. y a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Además, el INV certifica anualmente, el cumplimiento efectivo de las inversiones comprometidas, con los informes que deben elaborar auditores externos de las  empresas integrantes de Bodegas de Argentina, los cuales, a su vez, son auditados por el Organismo nacional. El Programa abarca a todas las bodegas elaboradoras de vinos espumantes del país.

Fuente: Prensa del INV.

Comentarios