El nuevo goleador

Rescaldani, íntimo: de su primer hat trick a sus charlas con Armani y su anécdota con un sicario de Pablo Escobar

El cordobés de 28 años es la sensación del equipo Verdinegro. Convirtió contra Racing y este domingo, ante San Telmo, se despachó con tres goles. Su historia, su primer gol en Primera frente al equipo sanjuanino y la ilusión latente del ascenso.
lunes, 19 de abril de 2021 · 21:25

“Es la primera vez que convierto tres goles en un partido. Fue especial, por eso hablé con el árbitro y me llevé la pelota, como se acostumbra. Ahora espero que no me la cobren”, dice Ezequiel Rescaldani, entre risas, veinticuatro horas después de la goleada frente a San Telmo. El nuevo goleador de San Martín, que volvió a la titularidad tras una lesión que lo alejó de las canchas por dos meses, charló en exclusiva con Tiempo de San Juan tras la victoria y recuperación de su equipo. Habló del triunfo, de sus compañeros, de sus ilusiones y su historia, casi de película, en la que aparece Franco Armani, diez equipos y una particular anécdota con el “sicario de confianza” de Pablo Escobar.

Rescaldani nació y creció en la localidad de Leones, a 248 kilómetros al sureste de la ciudad de Córdoba. Allí, en una comuna de casi diez mil habitantes, empezó a dar sus primeros pasos en el fútbol con Sarmiento de Leones. Arrancó de defensor, pero con el tiempo terminó afianzándose de delantero, convirtiendo goles, su especialidad.

Ya de joven estuvo a punto de firmar con Belgrano e Instituto, pero terminó incorporándose a Vélez Sarsfield. Con el “Fortín” debutó y convirtió su primer gol en Primera División. El que lo sufrió fue San Martín de San Juan, a quien le marcó el gol más especial de su carrera y con el que ahora, curiosamente, convirtió su primer hat trick. “Fue en el Torneo Apertura. Claro que me acuerdo del gol. Fue gracias a un centro del uruguayo Ramírez, yo salté para atrás y la pude meter. Fue un momento inolvidable”, recuerda.

Después de estar en Liniers llegaron otras experiencias por el mundo: Málaga, Puebla y Atlético Nacional, club en el que escribió varias páginas doradas de su historia. Tras su exitoso paso por Quilmes, donde convirtió 7 goles en 11 partidos, en 2016 el delantero cordobés se sumó al club colombiano para disputar la recta final de la Copa Libertadores.

Su incorporación no pasó para nada desapercibida. El mensaje de bienvenida que recibió por parte de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, más conocido como “Popeye”, el sicario de confianza de Pablo Escobar, revolucionó la institución y fue portada de los medios deportivos de todo el mundo. "Hermano argentino, bienvenido a Medellín. Goleador, bienvenido a Nacional. Amamos a los argentinos, allí me apoyan mucho”, le decía en aquel video desde la misma tumba del zar de la cocaína.

“En su momento salió en todos lados. El video me llegó a mi WhatsApp y en el mismo me saludaba y me invitaba a su casa. Por decisión propia, porque me asesoré con gente de la institución, no acepté la invitación por respeto a la gente. En Colombia era un tema muy sensible. Acá en Argentina no le dan tanta importancia y seriedad, como el tema lo amerita. La verdad es que el mensaje me sorprendió, no me lo esperaba”, relata Rescaldani.

El delantero de San Martín, en su paso por Nacional, iba a ser rival de Chapecoense en la final de la Copa Sudamericana 2016. En una entrevista señaló que de no haber sido locales hubiesen viajado a Brasil "en el mismo avión" que se precipitó a tierra en la zona colombiana de Río Negro.

En el conjunto colombiano estuvo una sola temporada, debutando frente a Deportes Tolima con dos goles. Pero apenas le bastó un año para ser campeón de la Copa Libertadores junto a Franco Armani, arquero de River y de la Selección Argentina, con quien mantiene un diálogo fluido mediante las redes sociales. “Hablamos por Instagram. Hace rato que no lo veo, la última vez fue en un Arsenal-River”, cuenta. Y agrega: “La ilusión de cruzarnos de nuevo en Primera siempre está. Esperemos que se dé con San Martín, es el objetivo que nos planteamos al principio de la temporada”.

La recuperación del Verdinegro

Después de caer ante Racing por Copa Argentina y cuatro partidos sin victorias en la Primera Nacional, San Martín necesitaba recuperar la sonrisa. Y lo logró ante San Telmo con un Rescaldani encendido y un equipo que, en todas sus líneas, cumplió y sacó un sobresaliente. “Estoy contento en lo personal, pero también en lo grupal. Necesitábamos una victoria en casa, hacía varios partidos que no ganábamos. No nos podíamos dar el lujo de dejar escapar tres puntos valiosos para nosotros”, comenta el cordobés.

En menos de cuatro días Rescaldani se convirtió en la sensación del conjunto sanjuanino, marcando cuatro tantos en menos de cuatro días: uno ante Racing por Copa Argentina y tres, el domingo pasado, ante “Los Candomberos”. Dice que es la primera que vez que convierte un hat trick y que por eso apenas finalizaron los 90 minutos decidió llevarse la pelota del partido. “Ya la tengo en casa, guardada y firmada por todo el plantel. Gracias a ellos, a los compañeros uno también tiene la recompensa de convertir y llevarse la pelota", cuenta.

Rescaldani, tras la lesión que lo alejó de las canchas por dos meses: “A medida que voy sumando minutos me voy sintiendo mejor, como estaba antes de la lesión. Todavía me falta un poco desde lo físico como consecuencia del parate. Pero cuando me toca jugar trato de ayudar al equipo, que es lo importante”. 

Rescaldani, junto a Lucas Campana, son los goleadores del Verdinegro en el torneo. Ambos tienen  3 tantos. 

Antes de hablar de sus goles, por encima de todo pone la labor de sus compañeros. Dice que todos están enchufados e ilusionados. “A veces sale mejor y a veces no tanto, pero siempre la ilusión y convencimiento es salir a ser protagonista en cualquier cancha y contra cualquier rival. Estamos convencidos de eso porque se ve que el equipo tiene las herramientas necesarias para hacerlo", apunta. 

 

“El grupo está convencido que el equipo puede pelear arriba y pelear mano a mano con cualquiera. Ya se vio que contra Racing jugamos de igual a igual”

 

Comentarios