Tristeza en el fútbol

Murió "El Carozo" Balmaceda: el crack sanjuanino que no quiso la fama del fútbol

Pisaba la pelota, la cuidaba y tenía potencia para el gol. Lo tentaban de otros clubes, pero él solo quería jugar para divertirse. Fue ídolo en San Juan y en Córdoba. Y este sábado pasó a la inmortalidad a sus 76 años.
sábado, 17 de octubre de 2020 · 21:12

El fútbol está de luto por la muerte del sanjuanino Mario "El Carozo" Balmaceda, el mítico 10 de Del Bono que dejaba con la boca abierta a sus rivales y era tentando por varios clubes argentinos que quería llevárselo de la provincia y nunca pudieron. Quienes lo vieron jugar lo describían como un distinto, un virtuoso que pisaba la pelota, la cuidaba y tenía la potencia para meter goles. 

Mario nació el 22 de Mayo 1944 en San Juan y sus primeros pasos en el fútbol fueron en el club Paso de los Andes de San Martín. Después pasó a Del Bono donde estuvo hasta 1968 y es aquí donde comenzó a llamar la atención de otros clubes locales como Sportivo Desamparados, que se acercaba con las intenciones de ficharlo en más de una oportunidad. Incluso el rumor de que la pisaba cruzó las fronteras sanjuaninas y venían de otras provincias para sumarlo en sus planteles. Uno de esos casos fue Gimnasia de Mendoza, que en una oportunidad se presentaron con una propuesta concreta, pero el Carozo se negó. Digamos que era talentoso y tenía la madera para jugar en primera, pero no le interesaba hacer plata. Solo quería jugar y divertirse.

Mario "El Carozo" Balmaceda. 

Después cuando transitaba sus 20 años consiguió trabajo en el Banco de la Nación y desde la entidad bancaria lo mandaron a una sucursal de Laboulaye de la provincia de Córdoba. Aquí conoció a su mujer María Del Carmen, con quien se casó y tuvo seis hijos, de los cuales cinco son varones. 
De todas maneras los números no dejaron de lado la pasión por el fútbol y al poco tiempo de llegar empezó a jugar en el Sporting Club Laboulaye donde rápidamente se convirtió ídolo. Era uno de los jugadores más queridos por la habilidad que tenía para el juego y la solidaridad dentro y fuera de la cancha. 

Lamentablemente el fin de las canchas llegó para el Carozo en 1974 cuando tenía 30 años. En aquella oportunidad se disputaba un partido importante en Laboulaye y como Mario no estaba en condiciones de jugar, pero el técnico lo quería meter sí o sí, decidieron filtrarle la rodilla con la vieja técnica que se usaba para sacar el líquido que se acumula en las articulaciones. Lamentablemente esto lo perjudicó seriamente porque le dio un paro cardio respiratorio y debieron mandarlo al hospital. Y más tarde le informaron que por su bien tenía que dejar el fútbol. 

Formación de Del Bono.

Fue una noticia devastadora para los fanáticos del club cordobés y del sanjuanino que todavía soñaban con verlo lucir la 10 en las canchas. A modo de gratitud los cordobeses le organizaron un partido de despedida donde trajeron a Juan José López (JJ) que la rompía en River. Y en Del Bono también le dieron un reconocimiento como una de las leyendas del club.

En plano de la salud, lamentablemente había padecido varios accidentes cerebros vasculares y en el último tiempo estaba internado en terapia por una neumonía. Fue así que después de una larga lucha terminó falleciendo a los 76 años de edad con la tristeza de sus familiares y seres queridos de no poder despedirlo como corresponde por la situación sanitaria que se vive. 

Comentarios