A fondo

Lucas Salas se confiesa: el reencuentro con Miadosqui, su sueño y la oferta que rechazó por San Martín

En una charla íntima con Tiempo de San Juan, el joven sanjuanino habla de su regreso a Concepción. "Volví con otros objetivos y otra cabeza", sostiene.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 20:44

Terminado su segundo día de práctica en San Martín, Lucas Salas (26) llega a una de las calles más pintorescas del "Pueblo Viejo" con una sonrisa dibujada. Se lo ve feliz, y no es para menos. Dos años y cinco meses después, el volante volvió a su lugar en el mundo. Mucho más maduro, según sus palabras, y con objetivos ambiciosos, va por su segundo ciclo en la institución que lo vio nacer y con la que pretende darle una alegría a los hinchas. "Soy joven, todavía puedo darle mucho al club. No quería volver después de los 33 años a retirarme", dice de antemano. 

Salas se marchó de Concepción en mayo de 2018, pero no jugaba desde 2016. Pasó casi dos años sin formar parte del plantel mayor de San Martín en medio de acusaciones cruzadas con la dirigencia. Volver, no fue nada sencillo. "Tenía ganas de hablarlo con Jorge (Miadosqui) hace rato. Cuando me decidí, San Juan volvió a Fase 1 y paró todo. Seguí maquinando el tema esos 14 días hasta que le escribí y le llamé, pero no me respondió", cuenta. 

Salas no juega oficialmente en San Martín desde el 13 de mayo de 2016, cuando ingresó unos minutos en el segundo tiempo frente a Atlético Tucumán. 

El reencuentro entre el jugador y Miadosqui, presidente del club, finalmente ocurrió días después. Fue el joven el que se acercó a la oficina del dirigente y decidió "encararlo". "La charla fue de 15 minutos. Le expliqué que tenía muchas ganas de volver, sentía que era el momento de poder darle al club. Le dije que ya había ascendido con el club, y que quería volver a ascender; y me respondió que los objetivos de San Martín eran los mismos. Pero me comentó que era difícil porque yo tenía un año más de contrato con Olimpo". 

Claro, Lucas tenía contrato vigente con el Aurinegro bahiense y el mismo culminaba en 2021. Pero fue al terminar esa conversación con el presidente verdinegro que el jugador llamó de inmediato a los dirigentes de Olimpo y les comunicó su deseo de rescindir, aún sin ser aceptado del todo por el conjunto sanjuanino. "La verdad es que me la jugué. Me dijo que iba a hablar con la comisión y cuerpo técnico, y yo ya estaba arreglando con Olimpo para que fuera una traba menos. Si al entrenador no le gustaba, me quedaba sin club", apunta.

El sanjuanino reconoce que en esas charlas que tuvo con Miadosqui además de arreglar números y cuestiones futbolísticas, también sirvieron para limar asperezas. "Se habló del pasado, pero son cosas que quedaron ahí entre él y yo. Pudimos resolverlas, por algo me volvieron a contratar y volvieron a confiar en mí". En este sentido confiesa: "Sé que cometí errores por falta de madurez. Estuve mucho tiempo sin jugar y después me fui, y uno recapacita en muchas cosas. Cometí errores, cosas que pasan en la vida. Pero hoy estoy acá, con otros objetivos, otra cabeza y muchas ganas de poder darle cosas al club". 

La camiseta, su gente y el sueño de volver a Primera fueron cruciales para gestar el regreso. Los hinchas y todo lo que rodea a San Martín también. Eso pudo más que lo económico, más aún en pandemia, con el fútbol argentino en crisis. "Tenía chances de seguir en Olimpo. De hecho hace una semana me llegó una oferta de Chile, muy buena. Pero yo di mi palabra en San Martín. Quiero lograr cosas aquí, crecer en lo futbolístico y en lo personal", agrega. 

Su vuelta al Hilario

Salas ya lleva dos prácticas con el equipo de la Primera Nacional. Cuenta que ya tuvo una conversación formal con Paulo Ferrari y que sólo resta recuperarse físicamente para sumar minutos en los entrenamientos. "Me dio buenas expectativas. Me dijo que estaba contento y que había hecho fuerza para que pudiera volver. Ahora tengo que ponerme bien para que pueda evaluarme futbolísticamente, para estar a tono con el equipo". 

El zurdo también aprovecha para hablar del plantel con el que se encontró, de compañeros y los pibes que buscan cumplir el sueño de jugar en la Primera. "Me pone contento ver tantos chicos. A la edad de ellos yo estaba solo, después con Pelaitay y con Franco Lepe. Antes éramos poquitos. Me parece bueno repatriar y darle lugar a más sanjuaninos", dice.

"Que la gente recuerde a ese chico que encaraba e intentaba asociar al equipo. Voy a dar lo máximo por el club y los colores. Pido que confíen en el plantel, vamos a dar pelea por el ascenso, el sueño de todos".

 

Comentarios