Fany Zárate

El fútbol femenino de San Juan está de luto: murió la 'Vieja'

La mujer que jugaba a la pelota junto a su hija y su nieta, conformando un tridente que quedará en la historia del Santa Bárbara FC, perdió la vida y en las redes expresaron el dolor.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 15:38

Goleadora y dueña de una foto que emocionó a todos durante la última final del ascenso del fútbol femenino de San Juan, después de marcar el gol de la victoria, correr hasta la mitad de cancha y fundirse en un abrazo con su hija para festejar, Fany Zárate se despidió de este mundo y, con la noticia de su fallecimiento, las redes se inundaron de dolor.  

A la izquierda, Fany Zárate junto a su hija y su nieta

Desde la Liga Sanjuanina declararon el luto y le rindieron homenaje a la mujer que le dedicó su vida al fútbol. Conocida por todos como la 'Vieja', la jugadora de 57 años del equipo Santa Bárbara falleció este martes al mediodía pero su recuerdo perdurará por siempre, según señalaron en un comunicado desde la institución. 

Hace poco menos de tres meses, la delantera que jugaba a la pelota en el mismo equipo con su hija Rosalía Zárate y su nieta Daiana Zapata era protagonista de una nota de Tiempo de San Juan, en la que se destacaban sus méritos futboleros y un hito de conformar tres generaciones con una misma camiseta, en el fútbol local. 

"A mi mamá, el fútbol le corre por las venas", aseguraba su hija con orgullo luego de reconocer que su pasión por la redonda se debía en gran parte a lo que su progenitora le transmitió a lo largo de su vida. 

El emotivo mensaje de la Liga

Se fue con los botines puestos

En el mediodía de hoy ha dejado de existir una leyenda del fútbol femenino en San Juan.
Fany Zarate actual jugadora de el club Santa Barbara que milita en la primera división de la liga sanjuanina, emprendió su camino al lado de Dios.

Fany una mujer conocida por toda la familia del fútbol, ya que jugo durante toda su vida, en todos los campeonatos que pudo, no importaba que camiseta se ponía, no importaba, si jugaba dos o tres partidos por domingo, para ella el fútbol era su vida, tanto que con sus 57 años no pensaba en colgar los botines, ella siempre manifestó jugar hasta el día de su muerte. Y así lo hizo se fue con los botines puestos, defendiendo los colores de Santa Barbara equipo con el cual logro la temporada pasada el ascenso a la primera categoría.

Fany deja un recuerdo imborrable, siempre con una sonrisa única y un sentido del humor incomparable. Una jugadora querida, admirada y respetada no solo por sus compañeras sino también por todas sus rivales.

Te extrañaremos querida Fany seguramente el cielo necesitaba una alegría, y tendrá una cancha esperándote.

La historia detrás de su versión del "abrazo del alma"

En la última fecha y peleando el ascenso con otro equipo, la diferencia de gol las llevaría a lo más alto del fútbol local y también de sus metas. En puntos igualaban con Andes Club y estaban obligadas no sólo a ganar sino a marcar la mayor cantidad de tantos posibles para sobrepasar a su rival en la tabla y así subir a Primera. 

Su versión del "abrazo del alma" tras el gol del ascenso

En el medio, Fany y Rosalía atravesaban momentos familiares difíciles con una tía cercana gravemente enferma. Su preocupación, inevitablemente, influía en sus performances y hasta último momento dudaron en dar el presente en los últimos enfrentamientos. Lamentablemente, esa hincha que las animaba a seguir adelante con el fútbol y su equipo a pesar de su lastimosa situación falleció. 

"No queríamos jugar ese último partido pero alguien nos dijo que ella hubiera querido que juguemos. Siempre nos iba a ver y nos acompañaba detrás del alambrado. Por eso juntamos coraje y estuvimos en esa final", cuenta Rosalía. 

Después de tanto esfuerzo y a pesar de la tragedia que debieron afrontar por la pérdida, el quinto gol del 5 a 0 provocó el descontrol en la parcialidad de Santa Bárbara y dio lugar a uno de los tantos momentos que sólo el fútbol puede crear. Se fundieron en ese abrazo que no se puede ver pero que se siente porque cualquiera se emociona y quiere ser parte de ese instante, aunque sea sólo como testigo de lo maravilloso que es este deporte. 

Y pensar que algunos dicen que el fútbol es sólo un deporte...