a tres años del incidente

De la Cruz y la justicia paraguaya: el video de la pelea y por qué se reactivó la causa

La situación judicial del jugador de River data de 2016, cuando el jugador tuvo un inconveniente con la policía paraguaya cuando jugó la final de la Libertadores Sub 20 con el Liverpool.
miércoles, 28 de agosto de 2019 · 12:26

La noticia de la orden detención de Nicolás De la Cruz en Paraguay sacudió al mundo River a horas del partido de vuelta contra Cerro Porteño por los cuartos de final de la Copa Libertadores. El hecho se remite al año 2016, cuando el volante jugó la final de la Libertadores Sub 20 con el Liverpool de Uruguay ante el San Pablo en el Defensores del Chaco y que terminó con triunfo del conjunto brasileño.

¿Qué fue lo que pasó? Luego del gol de los paulistas, los ánimos se caldearon y hubo algunas discusiones entre los jugadores de ambos equipos dentro de la cancha, De la Cruz fue protagonista y luego se fue expulsado por una terrible patada a un rival desde atrás. Hasta ahí, nada distinto a un partido picante en una final. Aunque el hecho que deriva en la causa judicial empezó después, cuando el actual jugador de River, que en ese momento tenía 18 años, supuestamente agredió a unos oficiales de la policía una vez terminado el partido dentro del campo de juego. Por eso, se le abrió un expediente por resistencia a la autoridad.

Si bien pasaron más de tres años de aquel incidente, De la Cruz nunca volvió a Paraguay tras aquellos inconvenientes hasta este martes, cuando arribó al país para jugar ante Cerro. Eso reactivó la causa y generó que el nuevo fiscal a cargo, Juan Carlos Ruiz Díaz, pidiera que el jugador se pusiera a disposición. En diálogo con Fox Sports, el fiscal explicó cuál es la situación judicial: "Por lo que yo tengo acá en la carpeta fiscal, es una agresión posterior al partido. Se había ordenado la detención de esa persona. Es muy claro, él ha realizado un hecho punible que fue castigado en territorio paraguayo, se sacó una orden de detención que no pudo efectivizarse, no obstante se ordenó su captura internacional".

"Hay una resolución que no se hizo efectiva, por eso fue declarado en rebeldía. Ante su presencia en suelo paraguayo, yo mismo ordené la detención porque la causa está en suspenso. Debe ser localizado y ponerse a disposición mía para declarar. Va a tener que trasladarse hasta la fiscalía. Si no se pone a disposición, el paso siguiente es que intervenga la fuerza pública hasta mi oficina y yo ponerlo a disposición del juzgado penal", agregó Ruíz Díaz. La pena en Paraguay por el delito de resistencia a la autoridad va desde una multa hasta los dos años de prisión y, al igual que en nuestro país, el código penal guaraní indica que es excarcelable.

Fuente: Olé


Más de

Comentarios