Otro escándalo del australiano

Nick Kyrgios se volvió loco, revoleó una silla y fue descalificado del Abierto de Roma

El australiano, 36° del ranking mundial. Estaba perdiendo ante Casper Ruud hasta que decidió irse tras romper su raqueta y revolear una silla.
jueves, 16 de mayo de 2019 · 11:32

Nick Kyrgios siempre causa polémica en el mundo del tenis, ya sea dentro o fuera de la cancha. En esta oportunidad, el australiano fue protagonista de una serie de escándalos que dieron que hablar y dejaron perplejos a los espectadores romanos, quienes repudiaron su actitud.

En esta ocasión, por la segunda ronda del Masters 1000 de Roma, el 36° del ranking mundial tuvo un ataque de furia durante el encuentro contra Casper Ruud. El partido iba 6-3, 6-7 y 2-1 a favor del noruego, que gracias a este triunfo se enfrentará hoy mismo con Juan Martín Del Potro por los octavos de final del Abierto romano.

Nick Kyrgios protagonista de otro escándalo en Roma. (Foto: ANSA/Ettore Ferrari).

Nick Kyrgios protagonista de otro escándalo en Roma. (Foto: ANSA/Ettore Ferrari).

Kyrgios se molestó por una jugada del partido, comenzó a discutir con el Juez del encuentro y perdió la cordura. Intentó romper su raqueta, y luego, en medio del ataque de furia, tiró una silla al medio de la cancha. Tras ser penalizado tomó la decisión de irse al vestuario.

Por otro lado, el martes Kyrgios había tenido un hilarante partido en el Masters 1000 de Roma ante el ruso Daniil Medvedev, a quien le ganó 6-3, 3-6 y 6-3 luego de sacar "de abajo", hacer "la gran Willy", y hasta ponerse de espaldas en un punto.

Además, tuvo una mala reacción contra el público presente, y tras el encuentro, explicó el por qué de sus gestos: "La gente me silba y no muestra respeto. ¿Por qué yo iba a respetarlos? No me importa que la gente haya pagado las entradas, ellos me van a tratar como basura de todos modos".

Pero la polémica no quedó ahí. En diálogo con el programa No Challenges Remaining del New York Times, Kyrgios aprovechó para volver a cargar contra su "enemigo" Novak Djokovic, comentando que el serbio tiene "una obsesión enfermiza con ser querido. Quiere gustar tanto que no puedo soportarlo. Djokovic puede ganar todos los Grand Slams que quiera que nunca será el mejor, le gané dos veces y no hice mucho esfuerzo".

Kyrgios, se enfrentó dos veces contra el serbio y en ambas oportunidades salió victorioso, es por eso que aseguró que Djokovic "no puede ser el mejor de la historia y no haberme ganado ni una vez. Para mí, Murray es mucho mejor jugador, se lo digo siempre".

Las críticas del australiano también apuntaron contra dos españoles. Uno de ellos fue Rafael Nadal​, sobre quien comentó que cuando le gana "se vuelve súper agresivo, sale a decir que no tengo respeto por el juego o por el público" y agregó que "después aparece Toni (su tío) y dice que me falta educación. Entiendo que le enoje a su familia que le gane. Pero es una locura que él también se cabrea cuando le gano". El otro español que sufrió las críticas fue Fernando Verdasco, a quien Kyrgios consideró como “la persona más arrogante de la historia", ya que "se cree Dios y tiene un revés muy normalito”.

Fuente: Clarín

Comentarios