Es un presupuesto...

A desempolvar la billetera: mirá cuesta comer en el Superbike

Variado es el menú en los stand de comida oficiales que se encuentran en el Cicuito San Juan VIllicum. Ingresá a la nota y enterate de los precios.
sábado, 12 de octubre de 2019 · 15:04

Largo es el trajín en el majestucio Circuito San Juan Villicum; epicentro mundial de la penúltima fecha del  World Superbike. Los fanánaticos acudieron a los stand habilitados para saciar el hambre y la sed para hacerle frente a una jornada soleada bien sanjuanina. 

El menú que ofrecen es variado y hay opciones para todos los gustos desde sanguches de punta de espalda hasta una simple hamburgesa y las tradicionales papas fritas que nunca pueden faltar. Además, se puede acompañar de un fresco  licuiado de frutas,  bebidas con y sin alcohol.

Una hamburgesa con lechuga, toma y queso tiene un valor d $250. Un sanguche de bondiola con cebolla caramelizada ronda los $270; mientras que la opción de bife de chorizo con lechuga y tomate cuesta $300.  El plato más codiciado por todos es la punta de espalda a la llama a $400 en pan y el de vacío $380.  Las papas fritas valen $150 simples y $190 con cheddar. Sin embargo, el plato más caro es el asado que lo comercializan a $1000. Esta última opción la eligieron la mayoría de los turistas provenientes de otros paises.

En cuanto a la bebidas, un licuado de frutas está a $170, el jugo de fruta $120, una botella chica de agua mineral $100, un café $90, un expreso cortado e infusiones $100, una lágrima, café con leche y latte $120. Las gaseosas o aguas saborizadas tienen un valor de $100 y los energizantes $15. Además, la cerveza tirada o en botella oscila en $200, el copón de fernet $200, campara $200, vodka monster $200 y vino blanco tardío $300.

Consultando a los vendedores de los diferentes stand confirmaron que la mayoría de las persona tuvo una compra promedio de $400 cada una Además, en todos los casos se fueron muy sastifechos ya que las porciones fueron muy generosas y muy ricas. Más allá que los platos puedenser un poco costoso, los comensales no tuvieron reparos y se alimentaron para seguir viendo la apasionante fecha del Superbike en la provincia.