Cayó un ex barra de Newell's vinculado al narcotráfico

Se trata de Marcelo "Coto" Medrano, quien hasta hace muy poco comandaba una fracción de la tribuna leprosa.
jueves, 16 de marzo de 2017 · 10:03
En Rosario, las barras y la narcocriminalidad van de la mano. Ejemplos sobran. Por estos días se intenta dilucidar en un juicio la trama que terminó con la vida de Claudio "El Pájaro" Cantero, líder de Los Monos, una de las principales bandas del sur de Santa Fe. En el banquillo de los acusados está sentado Luis "Pollo" Bassi, un ex barra de Newell´s que saltó el negocio de la droga. Ahora, la policía federal logró capturar a Marcelo "Coto" Medrano, quien hasta hace muy poco comandaba una fracción de la tribuna leprosa. Se lo acusa de liderar una organización vinculada al narcotráfico y al delito de "entraderas", según detalló el Ministerio de Seguridad de la Nación Medrano fue apresado cuando conducía un auto junto a su hijo --quien también está en la mira de la Justicia-- y otras dos personas en la zona norte de la ciudad. Era intensamente buscado desde la semana pasada cuando con doce allanamientos simultáneos se desbarató a la organización criminal que conducía. En el operativo se incautaron 38 vehículos , 8 motos, 150 celulares y varios kilos de cocaína. La policía capturó a su hermano, pero él logró escapar.

Hasta hace poco, Medrano era uno de los principales referentes de la barra de Newell´s. Muchos hinchas de la zona norte respondían a sus órdenes. Su poder se empezó a apagar a mediados del año pasado con el alejamiento de Diego "Panadero" Ochoa, condenado hace poco por el crimen de Roberto "Pimpi" Camino, jefe de la tribuna hasta 2009. La acefalía de poder desató una cacería que terminó con varios barras asesinados y con atentados a los dirigentes del club.

El fuego cruzado acabó con un acuerdo de paz entre referentes enemistados con Medrano. Se creó un frente llamado "La Gloriosa Banda del Rojinegro" que no incluyó a "Coto" ni a su gente, por lo que sus andanzas delictivas continuaron lejos de la tribuna. Así y todo, la fiscalía de Rosario lo tiene como sospechoso en muchos de los expedientes abiertos por la interna de la barra. Por lo pronto, será imputado en un caso de tentativa de homicidio y abuso de armas que investiga la fiscal Georgina Pairola.

Su nombre no es nuevo en la justicia provincial. En agosto de 2006 fue acusado de intentar matar a un vecino de 18 años. Dos años más tarde, en de noviembre de 2008, cayó con tres kilos de cannabis, que derivó en una condena de 6 años de prisión como autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Su hijo, apodado "Cotito", también desfilará por Tribunales. En las próximas horas será imputado por el ataque contra la sede de Newell`s ocurrido el 27 de septiembre del año pasado, cuando desde un auto arrojaron una granada que destruyó el frente del departamento de prensa. Hay indicios que lo ubican dentro de ese vehículo.

Comentarios