En la mira de los grandes de Europa

Driussi: "Si algún día me voy, va a ser doloroso porque cuesta irse de River"

Figura en el equipo de Gallardo, habla como hincha pero también por la pertenencia que, asegura, general el club.
lunes, 27 de febrero de 2017 · 08:47
De Brisas del Sud a Nueva Chicago. De Chicago a River y en el medio un paso por Parque Chas. Del baby fútbol a la cancha de 11. De las PreInfantiles a las Infantiles. De ahí a Inferiores hasta llegar a la Primera División y ser campeón.
 
Con 21 años recién cumplidos (el 9 de febrero), Sebastián Driussi ya ha conseguido mucho de lo que imaginaba cuando pateaba sus primeras pelotas en San Justo, el barrio donde nació. Salvo en la Recopa 2015, por haber estado en el Sudamericano Sub-20 de Uruguay, participó en todos los títulos de la era Gallardo. Tiene un sentido de pertenencia con el club que viene desde que tiene uso de razón. Siempre tuvo pegada al cuerpo la banda roja, por mandato familiar. Hijo de Hugo y de Viviana, hermano de Maxi, Luciano y Gonzalo, Seba creció en un hogar muy futbolero.
 
Y desde muy pequeño empezó a mostrar su talento. Primero en el baby de Brisas, después en Chicago, donde con ocho años jugó un campeonato en Mar del Plata con una categoría más grande. Y, rápidamente, pegó el salto al club de sus amores, adonde llegó de la mano de Gustavo Pedrozo, hoy es su representante. "Estoy desde los 9 años en River y acá soy feliz. Si algún día me voy, imagino que va a ser doloroso porque cuesta irse de este club", afirma Driussi en la charla con Clarín bajo el sol de Ezeiza que le pega en la cara mientras posa para la cámara.
 
Las experiencias de otros ex compañeros lo avalan. "No me tocó irme nunca, por ahora, de River pero hablo con algunos amigos que tenía acá y que se fueron y te dicen que extrañan el club. Ahora volvió Ariel Rojas y nos manifestó que cuando estás afuera te das cuenta de todo lo bueno que es estar en River", cuenta.

-¿No te movió ni un pelo cuando se habló de que el Milan te estaba mirando?

-No, trato de no meterme en esas cosas, de estar aislado y de dejar todo en manos de mi representante. Le pedí que no escuchara a nadie porque en River soy feliz. Me quiero quedar en el club y aprovechar la chance como delantero.

-¿Esa chance la lograste porque pediste jugar en tu posición cuando estabas con un pie afuera?

-En ese momento Gallardo me llamó y tuvimos una reunión. Me preguntó cómo me sentía y yo le manifesté que tenía muchas ganas de seguir en River y de trabajar para tener un lugar. Gallardo me me dio una gran confianza y me ayudó a mejorar en mi vida futbolística.

-Si te hubiesen venido a buscar de China como pasó ahora con Alario, ¿hubieras dicho que no también?

-Tendría que ser una oferta difícil de rechazar. No me veo a esta edad en China.

-Cuando Alario no juega, ¿sentís mucho su ausencia?

-Sí, puede ser. Porque con Mora tenemos características parecidas, entonces cuando juego con él, nos falta el 9 de área. Con Lucas sí tengo esa referencia y puedo salir a jugar por afuera y moverme más libre.

-Decías que Gallardo te ayudó mucho en lo futbolístico. Pero, ¿no te sentías incómodo jugando de volante?

-Cuando estás en la Primera de River, querés jugar en cualquier posición y trataba de cumplir y de hacerlo de la mejor manera más allá de algunas falencias. Me sirvió para aprender. Internamente sabía que iba a tener la chance como delantero.

-Y no la desaprovechaste. ¿El desafío ahora es mantener el nivel?

-Sí, y para eso hay que trabajar y seguir puliendo cosas.

-¿Gallardo te muestra videos de otros delanteros?

-Sí, miro videos de Luis Suárez y de Lewandowski. De ellos aprendo los movimientos para quedar mejor perfilado cuando te viene una pelota para sacarle ventaja a los defensores.

-¿Cuando eras chico, a qué delanteros mirabas?

-A Falcao y a Higuaín.

-¿Soñás con la Selección?

-Trato de no pensar. Obviamente me ilusiono pero sé que si sigo trabajando bien en algún momento va a llegar.

Entre las ilusiones de Driussi también está la de volver a ganar la Copa Libertadores, ahora con un rol más importante. "Tuve participación en la Libertadores que ganamos en 2015, sobre todo cuando jugamos la serie contra Boca, pero después la maldita racha de enfermedades me dejó afuera. Obviamente que la cuento porque jugué y la disfruté pero en la Libertadores de este año quiero ser más protagonista", dice y le sale el fanatismo que lleva adentro: "Es una copa que anhelamos todos los hinchas de River y queremos ganarla de nuevo”.
 
(Fuente: Crónica)

Comentarios