La campeona, a corazón abierto

Entre las cuerdas del ring y del amor

Leonela Yúdica vive su mejor momento, a días de defender por segunda vez el título Mundial Mosca de la FIB, esta vez en el Cantoni, y con el amor a flor de piel. “No me puedo quejar de nada”, dijo la boxeadora.
martes, 28 de julio de 2015 · 10:06
Por Carla Acosta

Afortunada en el juego y también en el amor, Leonela Yúdica vive el mejor momento de su vida. La morocha sanjuanina que el 31 de julio estará defendiendo la corona del título Mundial Mosca de la FIB, ante la estadounidense Tyrieshia Douglas, abre su corazón y cuenta sobre su presente debajo del ring. "La verdad es que no me puedo quejar de nada, me va bastante bien. Estoy disfrutando de este momento que es único”, comenta la sanjuanina.

Según Leonela, desde hace un año está de novia con Rodolfo Agolio (27), un muchacho oriundo de Capital con quien se reencontró después de varios años: "Lo conocía del colegio San José porque era compañero de mi primo, pero ahí nunca pasó nada. En aquel momento cada uno hizo su vida y nos volvimos a encontrar a través de Facebook. La verdad es que no hace boxeo y no creo que lo pueda ver peleando alguna vez. Ahora sigue el deporte por mí (risas)”.

Llevar un noviazgo cuando en el medio hay un deporte profesional y sobre todo una corona mundial, no es nada fácil. Mucho menos ahora en la previa a su segunda defensa mundial, ya que diariamente entrena de mañana, siesta y noche. "Nos llevamos bien porque desde un primer momento entendió mi deporte. Él me conoció así, con mucha peleas y siendo profesional. Mi novio me banca muchísimo, me acompaña en todo sentido. Por ejemplo ahora que me tengo que cuidar con la comida, él hace exactamente lo mismo que yo”, expresa ella. 

Él la acompañó en todas las peleas importantes de los últimos meses, su conquista en el título mundial y también defensa. Viajó con ella, la apoyó y hasta filmó cada uno de los combates: "Me dice que no se pone nervioso porque se encarga de filmar. Es difícil estar en su lugar, concentrado en filmar, mientras me pegan. Él me grita y me dice ´salí de ahí o ´correte´. Después de las peleas se queda conmigo porque me cuesta mucho dormir. Es un gran compañero”. 

Con la cabeza en el Cantoni

El viernes 31 de julio Yúdica defenderá por segunda vez el título mundial, esta vez en su querido San Juan ante Douglas. Confiesa que el pelear ante su gente no la tiene tan nerviosa como sí la tiene su rival estadounidense. "Estoy feliz porque yo quería pelear acá. Ojalá ese día vaya mucha gente y pueda retribuirle a la gente el triunfo. Por ahora estoy bastante tranquila. Quizás me da un poco de ansiedad el cambio de la rival pero estoy bien porque estuve trabajando  mucho y voy a subir al ring a dar lo mejor”, señala. 

Diariamente entrena en tres turnos junto a su tío y entrenador Daniel Alcaraz, y con jóvenes del club Mocoroa como sparring: "Hace mas de un mes estamos entrenando bastante y fuerte. Cambiamos  la parte técnica de forma completa al ser hoy mi rival zurda. Mis compañeros me ayudan porque no tuvimos tiempo de traer sparring. El guanteo no me cuesta mucho, lo estoy sacando bastante bien”.

Un giro en su vida

Atrás quedó el trabajo sacrificado en la Casa del Jamón, en donde cortaba fiambre y se encargaba de reponer la mercadería. Hoy Leonela vive sólo para el deporte. "El sacrificarme me sirvió para valorar todo. Si hubiese tenido todo a disposición y no hubiese tenido la necesidad de salir a trabajar, quizás no valoraría nada. Ahora es diferente porque me dedico sólo al deporte. Si no sería así, hoy estaría trabajando como lo hice en la Casa del Jamón o en una panadería”, apunta la boxeadora. 

Galería de fotos

Comentarios