La disputa por los recursos naturales

Huanacache: la pelea por el agua

Las paradisíacas lagunas ubicadas en Sarmiento son valoradas a nivel internacional por su riqueza acuífera y son parte de un sistema más general que llega a San Luis. El intendente Hensel quiere hacer obras para recuperar caudales que perdieron los sarmientinos en pos de los puntanos, abriendo el debate sobre quién es el dueño del agua. Por Miriam Walter.
martes, 12 de junio de 2012 · 10:28

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com

Las Lagunas de Huanacache son tan valiosas, que forman parte de un selecto grupo de humedales reconocidos y protegidos mundialmente, conocidos como “sitios Ramsar”. Tienen flora y fauna que contrasta con el típico paisaje desértico sanjuanino. Ese oasis, ubicado en el departamento Sarmiento y que es parte de un sistema acuífero que San Juan comparte con San Luis y Mendoza, se convirtió en una especie de botín de guerra: la guerra por el agua.

El intendente Alberto Hensel quiere hacer obras para recuperar el caudal histórico que los sarmientinos perdieron en pos de los puntanos. La iniciativa recrudece el tironeo sobre quién es el dueño del agua, incluso puertas adentro de la provincia: el jefe comunal está decidido a recuperar los caudales y a nivel provincial reivindican los derechos de los sarmientinos pero toman con cautela la iniciativa. En la Secretaría de Ambiente aseguran que la jurisdicción de los recursos naturales es provincial y que hay que tener cuidado con las demás provincias involucradas, de manera de no afectar sus derechos sobre el vital elemento.

Hensel presenta su proyecto diciendo que “nosotros obtuvimos la declaración de sitio Ramsar y desde entonces no hemos avanzado lo que teníamos que avanzar. Ahí hay una obra que tenemos que hacer que es en el cauce del río. El problema es que el Río San Juan entraba a las lagunas, pero por movimientos sísmicos, por erosión o vaya a saber por qué, el brazo histórico subió, entonces el río desvió y va a San Luis, a la zona de Desaguadero, de Bebedero. Los puntanos están recibiendo el agua que era de las lagunas, entonces la idea es recuperar el brazo histórico. Para recuperar el brazo histórico hay que hacer una obra hidráulica que permita que el agua suba y retomar el cauce. Podemos compartir, lo razonable es que todos tengamos agua, pero no que unos que tenían agua no tengan y que los que no tenían, tengan”.
Consultado el secretario de Ambiente de la provincia, Raúl Tello, sentenció que “nosotros no podemos taponear el río y decir vamos a usar todo el río, lo que sí tenemos que hacer es optimizar todos los usos, hay que ver cómo se tecnifica el uso y así como los puntanos van a hacer azudes, obras de embalsamiento pequeñas, para preservar el agua, todo eso nos parece bárbaro. Lo que sí está es el derecho de los sarmientinos del cuidado del agua. Hay que mantener un equilibrio, nosotros por estar aguas arriba no podemos cercenar el derecho de los que están aguas abajo. Hay que entender el concepto de cuenca: el agua es de la Provincia pero no exclusivamente”. Incluso, Tello le puso un parate a Hensel: “yo entiendo que es una obra que el intendente debe consultar con el Gobierno de la Provincia, los recursos son de las provincias, no de las intendencias”.

La pelea interprovincial por el agua no es nueva. Por ejemplo, la Pampa viene haciendo presentaciones administrativas ante el Gobierno de San Juan y la Nación y hasta presentó en 2010 en el Congreso de la Nación un proyecto legislativo, pidiendo que se le consulte sobre las obras río arriba, en referencia a la construcción de los diques Los Caracoles, Punta Negra y los que se planifiquen a futuro. Como los recursos naturales traspasan los límites de los mapas políticos, ponerse de acuerdo sobre quién es el dueño del agua sigue generando rispideces. Para lograr consensos, existen en el país los llamados “comité de cuenca”, con representantes de todas las jurisdicciones beneficiarias de un mismo sistema acuífero. Pero en el caso del sistema Desaguadero, que es el que contiene a Huanacache, ese ámbito de discusión “no está vigente”, según dijo el titular local de Recursos Hídricos, Jorge Millón. Así, cada provincia se maneja con autonomía en cuanto a sus decisiones, con mayor o menor grado de consulta a las otras jurisdicciones, pero sin ninguna obligación formal. 

Sobre el proyecto sarmientino, Millón se mostró en línea con Tello: “el intendente no tiene jurisdicción sobre las aguas, son de jurisdicción provincial, así que cualquier cosa que quiera hacer el intendente tendrá que previamente consensuarlo con el Gobierno Provincial y con Hidráulica. Yo no conozco el esquema en general  pero sobre la presentación que hizo San Luis sobre la restitución de algunas erosiones producidas en algunas zonas lagunares, dijimos que estaba bien. Hacer algo acá depende. Una  recuperación de un hecho preexistente lo vemos bien, pero si esa recuperación está generando modificaciones de un esquema que nunca se puede justificar que  había existido antes, podemos tener nuestros reparos sobre el efecto aguas abajo”.

Radiografía del paraíso

-El sitio original de las Lagunas de Huanacache era de aproximadamente 580.000 has., de las cuales unas 248.000 has. se encuentran en San Juan. En 2007, el área fue ampliada mediante la integración de nuevos territorios puntanos y parte del Parque Nacional Sierras de Las Quijadas. Así, el sitio pasó a tener 962.370 has.

-La denominación actual del sitio es “Lagunas de Huanacache, del Desaguadero y del Bebedero”. Su territorio se encuentra repartido entre cuatros jurisdicciones políticas: los gobiernos de las tres provincias cuyanas y la Administración de Parques Nacionales.

-En noviembre de 1999, el sistema pasó a ser un "sitio Ramsar"  La Convención sobre los Humedales es un tratado intergubernamental aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar, relativo a la conservación y el uso racional de los humedales. Adhieren a él más de 120 países y en Argentina hay 20 sitios Ramsar.

-La presencia humana en la zona de las lagunas ha sido datada por Mariano Gambier. Hay testimonios que datan de hace 8.500 AC sobre las cercanías de una gran laguna que ya no existe. La presencia de los Huarpes desde los inicios está documentada por las crónicas de los primeros europeos que invadieron estos valles.

-El sitio conforma el humedal más extenso de la región cuyana. Contiene diversidad de especies animales (gatos monteses, pumas, liebres criollas, perdices, loros, catas, flamencos, lagartos, culebras, carpas y tortugas) y vegetales (junquillares, pastizales, algarrobales, quebrachos blancos, zampales, chilcales y lamarales).


  


Comentarios

Otras Noticias