Informe especial

Cómo será el nuevo hotel sanjuanino de aguas termales a pocos kilómetros del centro

El grupo IVISA inicia la obra que busca poner en valor un predio histórico provincial que está completamente abandonado. Tiempo de San Juan te lo muestra por primera vez.
domingo, 25 de julio de 2021 · 12:20

Si todo sale como está previsto, en un año y medio San Juan contará con un hotel boutique con spa y aguas termales a pocos kilómetros de la ciudad. Será el renacer del complejo de La Laja, en Albardón, que está a cargo del grupo IVISA, y que es parte de un convenio de crear dos hoteles entre la empresa y el Gobierno Provincial que se hizo cuando se renovaron los derechos de explotación de los casinos en 2019. Así, IVISA ya construye un cinco estrellas en pleno centro, y en estos días arranca con la recuperación del histórico predio albardonero, donde construirá un nuevo edificio pegado al actual que quedó obsoleto.

IVISA presentó al Gobierno en junio el proyecto de construir instalaciones coquetas y de vanguardia, con comodidades y servicios de primer nivel, en sintonía con el resto del alojamiento que tienen en la Provincia, donde ya funciona el cinco entrellas Del Bono Park y el complejo en el dique de Ullum.

El referente del grupo en San Juan, Pablo Bazze, contó en exclusiva a Tiempo de San Juan los detalles de cómo será este nuevo emprendimiento. "La idea es en 18 meses cumplimentar la obra siempre y cuando la pandemia nos lo permita".

La empresa ya tiene autorización para ingresar al predio y están iniciando obras para preparar lo que será un complejo "de una estética moderna, apuntando a alojamientos similares a los de Mendoza y Salta y que obviamente acompaña el entorno natural. Esta propiedad tiene el concepto del spa termal muy fuerte en nuestra idea de producto, que va a complementar bien todo lo que tenemos desarrollado en San Juan. Se sigue apostando a este destino".

En el lugar que hoy está completamente abandonado, se prevé arrancar de cero. "No vamos a usar lo que había. Estamos trabajando en una zona aledaña al edificio que ya está, se va a construir un edificio nuevo y se hace mucho uso de los espacios naturales, se aprovecha la visual. El desarrollo permite una experiencia termal y un alojamiento".

Bazze dijo que contemplan reutilizar a futuro las antiguas instalaciones pero que lo importante ahora es avanzar en lo nuevo.

La nueva infraestructura tendrá el mismo acceso que el complejo actual. Se prevé construir un hotel de 28 habitaciones con unidades séxtuples y cuádruples, sumando unas 60 plazas. El sector de los baños se confiurará en un sector externo con distintos niveles en más de 1000 m2.

La propuesta de alojamiento y gastronomía de lujo, haciendo énfasis en lo termal, tiene como ventaja el aprovechamiento de lo urbano en zonas aledañas. Es muy corta la distancia desde el centro a este paraíso albardonero. "Esto potenciará el turismo interno, a la vez que se apuesta al turismo corporativo desde la marca, asociado a la matriz de la producción, servicios mineros, nuevos desarrollos como Josemaría que le darán a la provincia un envión y requerirán servicios de nivel, sin olvidar el segmento de turismo de eventos y reuniones en el que la provincia se desarrollo mucho en los últimos años", dijo Bazze.

El alojamiento será estilo boutique, una clasificación que no se puede medir en estrellas pero se apunta a un segmento de turistas que valoran el confort por sobre el precio.

La inversión es millonaria, que se asentará en 9.000 metros cuadrados, instalaciones en jardín, accesos y desarrollo de infraestructura de exteriores, además de piscinas en desniveles. El marco de cerros hace más atractiva la propuesta para traer gente de afuera a conocer la geografía sanjuanina. 

Aún no se define el nombre de este complejo nuevo pero se espera que La Laja se transforme en una nueva joyita turística local y esté lista a principios de 2023.

Una obra con valor histórico

Este no es un hotel más. Significa la recuperación de un predio que hace al patrimonio cultural de los sanjuaninos. La época de oro de estos baños termales fue hasta la década del '70, y si bien se siguió usando hasta el 2000 para entonces su decadencia era notoria. Hoy el lugar está abandonado. En el 2016 se conocía el proyecto de expropiación y recuperación del predio para el turismo, de quien era diputada departamental, Cristina López.

"Son los baños termales más conocidos de la provincia, muy frecuentados por los habitantes de la Ciudad y de Albardón. Tiene comodidades y un hermoso hotel construido en piedra travertino", contaba Pedro Pascual Ramírez, en su libro "Contribución a la historia geográfica de San Juan". Este ingeniero sanjuanino que falleció en 1929, había escrito varios libros vinculados a la minería y a la toponimia de la provincia. Sólo con ese antecedente, la construcción se manifiesta como un ícono de la historia de San Juan.

 

Galería de fotos

Comentarios