Los entretelones de un acto muy formal

Reflexiones de por qué son pocas las mujeres policías y toda la emoción de la jura azul a pura selfie

Mirá el video y fotos de un día especial para los que acaban de recibirse para cuidar a los sanjuaninos de los delincuentes.
martes, 6 de octubre de 2020 · 15:44

Este martes, juraron como nuevos agentes y oficiales de la Policía de San Juan 164 efectivos pero de ellos, sólo alrededor de 45 son mujeres. El dato se repite todos los años, en mayor o menor medida. Pero por qué hay tan pocas mujeres en la institución. “Todo tiene que ver con la fuerza no con el intelecto”, resumió una de las uniformadas.

Quien echó luz desde la óptica oficial sobre el tema es el Secretario de Seguridad, Carlos Munisaga: “En promedio siempre entra una tercera parte de mujeres. Y la razón es por la manipulación de detenidos. La mayoría de los delincuentes son hombres. Por eso se maneja el equilibrio de que una tercera parte son mujeres”. Así las cosas, hay una suerte de cupo femenino tácito para vestir el uniforme azul que tiene que ver, efectivamente, con la capacidad corporal de las mujeres y no con su capacidad mental.

Las mujeres se encargan de todas las detenciones que tienen que ver con mujeres, porque también hay regulación al respecto. Y algunas han llegado a cargos importantes dentro de la Policía de San Juan, más allá de la obvia responsabilidad de la conductora de la Comisaría de la Mujer, que encabeza la comisaria María Eugenia Ochoa, como la comisaria Miriam Aguilera que está a cargo de la Seccional 13.

En primera persona

“La verdad que es una experiencia muy linda y a la vez dura porque a las mujeres nos cuesta siempre todo un poquito más pero hoy la inclusión es muy buena tanto en la Policía como en la vida cotidiana", dice Yamile Vega, que es una de las cuarenta y tantas mujeres que hoy juró en el acto que se hizo en las afueras del Teatro del Bicentenario. “El rol de la mujer policía ha cambiado en todos los aspectos”, dijo a Tiempo de San Juan. “Eso uno lo siente y yo siempre sentí que la Policía era para mí. Voy a poner lo mejor de mí”, explicó su vocación. 

Acompañada por su pareja y pr su madre, la joven ingresante reflexiónó contando que hasta el momento no es mamá pero que su hermana también es policía y la toma como “referencia para llevar esta vida paralela que es todo un desafío, terminar de cumplir las funciones policiales y llegar a la casa a cumplir funciones como mamá, como hija, como ama de casa, no es tan solo ser policía”.

Selfies y barbijos

La jura de policías llevó al Teatro a decenas de parientes que fueron a compartir este histórico momento de ver a los jóvenes ingresantes recibir su diploma.

En escuadras completamente atípicas, se formaron cuidando las distancias y solo se sacaron el barbijo para gritar “Sí juro”, cuanto el jefe de la fuerza, Luis Martínez, les hizo la pregunta de rigor.


Rápidamente, tras la desconcentración, se dieron selfies y retratos familiares, además de verse los clásicos puestos de ventas de fotografías que se llenaron de padres y madres orgullosos comprando recuerditos. Pronto el festejo se terminó porque muchos tenían que presentarse a sus puestos de trabajo ya que hace un mes que están en funciones, ya aclimatados al uniforme que los acompañará toda la vida.  

Comentarios