inclusión

En la UNSJ no se usa lenguaje inclusivo, pero no cierra las puertas a un futuro con "e"

La Vicerrectora de la universidad local, Mónica Coca, dijo que los alumnos pueden presentar una solicitud como lo hicieron en la UBA para que les reciban sus trabajos con la modalidad, pero la decisión la tendrían que tomar las facultades. En cambio sí dijo que usan y alientan el uso del lenguaje con perspectiva de género.
viernes, 02 de agosto de 2019 · 20:00

La Facultad de Sociales de la UBA (Universidad de Buenos Aires) anunció que aceptará que sus alumnos presenten trabajos usando el lenguaje inclusivo, que utiliza la letra e para volver neutras algunas palabras cuando engloban un grupo mixto de personas. Ante el revuelo que se armó, Tiempo de San Juan consultó con Mónica Coca, la vicerrectora de la UNSJ, si era una posibilidad que la casa de estudios abriera las puertas a, por ejemplo, tesis escritas con lenguaje inclusivo. 

Por el momento, la respuesta de la universidad es que no incluyeron el lenguaje inclusivo, ni en la documentación interna de la casa de estudios ni entre las posibles formas de expresarse de los docentes y alumnos. Eso sí, la opción no está cerrado, sino que simplemente "no es un tema que se haya planteado y hasta donde sabemos no hubo peticiones de parte del alumnado o los docentes", detalló Coca. 

La decisión de permitir o no el uso de este lenguaje dependerá "de la autonomía de cada facultad", según explicó la vicerrectora. Por lo tanto, en caso de que haya alumnos que quieran usar las formas neutrales dentro de sus trabajos tanto en las carreras de grado como de posgrado, deberán hacer la presentación en los decanatos de sus facultades para pedir autorización. 

Inclusivo no, con perspectiva de género sí 

La UNSJ no es ajena a la idea de que a veces el lenguaje falla a la hora de incluir a hombres y mujeres cuando habla de grupos mixtos. Por eso desde hace un tiempo utilizan el lenguaje con perspectiva de género para la documentación interna oficial, como es la última modificación del estatuto. 

Con esto se refiere a utilizar tanto los pronombres como los cargos en masculino y femenino a la vez, para que no haya invisibilización de ninguno de los dos grupos, pero sobre todo el segundo, que suele quedar anulado. 

"Venimos aplicando la perspectiva de género en distintas ocasiones y cada vez con mayor grado de detalle", explicó Mónica Coca. "Hay una fuerte convicción en la UNSJ de defensa de las posiciones que sumen gente", detalló la vicerrectora, quien además explicó que la casa de estudios ha sido pionera en apoyar a las mujeres y ejemplificó con el "protocolo en la oficina contra la discriminación, que fue tomado como un ejemplo no sólo en el país, sino que también en Latinoamérica. He viajado a países como Ecuador para dar charlas de cómo ha sido la aplicación del protocolo".

Por otro lado, Coca dijo que su postura personal ante el uso del neutro utilizando la letra e es que "el lenguaje es un instrumento vivo que acompaña los cambios sociales pero también es un elemento de estrategia. Creo que hasta el momento no ha generado el efecto que perseguía, que es visibilizar y sumar, pero a lo mejor esto puede cambiar en el futuro, tal vez insisitiendo o haciendo modificaciones". 

Más de