Peligro en la mesa

Una sanjuanina está grave por consumir una conserva con botulismo

Según confirmó Salud Pública, la mujer habría comido un producto casero que estaba contaminado con la toxina. Está internada en terapia intensiva.
jueves, 17 de octubre de 2019 · 12:32

Este jueves se confirmó un nuevo caso de intoxicación con botulismo en San Juan. Se trata de una mujer de 44 años que consumió una conserva casera que estaba contaminada con la toxina, lo que habría causado un cuadro grave que terminó con la sanjuanina internada en terapia intensiva. 

Según los primeros datos, el producto era un frasco que contenía pimientos y ajo. Con estos datos personal de Salud Pública visitó la vivienda de la mujer y secuestró otros dos contenedores para hacer pruebas y confirmar si también están contaminados. 

El cuadro de la mujer es complicado, aunque ya está siendo asistida en una clínica privada desde el 12 de este mes. No habría otros integrantes de la familia que hayan comido el producto o estén en riesgo. 

El trágico antecedente 

En 2016 dos sanjuaninas fallecieron producto de un incidente similar, en el que terminaron comiendo una conserva de berenjenas que estaba contaminada con botulismo. Las fallecidas fueron María del Carmen Balmaceda, quien murió pocas horas después de la ingesta, e Inés Balmaceda, quien perdió la vida tras pelear 5 meses por los efectos de la peligrosa toxina. 

La intoxicación se produjo por una conserva casera de tomate y berenjena que la misma María del Carmen había preparado. El alimento fue servido junto con otras comidas en un asado que organizó la familia para el día del padre. 

Los primeros síntomas en los afectados aparecieron horas después del almuerzo, algunos con mayores y otros con menores complicaciones. Lamentablemente, cuando los médicos lograron descubrir el origen de las distintas descomposturas, era muy tarde para María del Carmen.

Cómo protegerse de las infecciones por botulismo 

La forma más frecuente de botulismo se produce en la población general (incluidos los niños) por el consumo de conservas caseras. Cuando no se han elaborado de forma adecuada pueden generarse toxinas en su interior. Por eso es necesario adoptar unas medidas de prevención desde la preparación hasta el consumo de las conservas caseras.

Por lo general, los signos y síntomas del botulismo transmitido por alimentos comienzan entre 12 y 36 horas después de que la toxina ingresa al cuerpo. Sin embargo, según la cantidad de toxina consumida, el inicio de los síntomas puede variar desde unas pocas horas hasta unos pocos días. Entre los signos y los síntomas del botulismo transmitido por alimentos se pueden incluir los siguientes:

-Dificultad para tragar o hablar

-Boca seca

-Debilidad facial en ambos lados del rostro

-Visión borrosa o doble

-Caída de los párpados

-Problemas para respirar

-Náuseas, vómitos y calambres abdominales

-Parálisis

Los alimentos que suelen contaminarse con mayor frecuencia son las verduras enlatadas caseras como espárragos, arvejas, remolacha y choclo, y menos frecuentemente ajo y tomate. También puede ser transmitido por  la  carne de cerdo, el pescado crudo o ahumado y la miel.


Para prevenir la enfermedad es recomendable hervir los alimentos previamente descriptos durante al menos 10 minutos antes de consumirlos para eliminar la bacteria. En general a los consumidores se recomienda tener precauciones con alimentos enlatados o conservados, no comer alimentos provenientes de latas hinchadas ni abolladas o latas caseras mal cerradas con aire ni embutidos de dudosa procedencia.

Comentarios