chau a las acequias

Recordá la nota de Tiempo de San Juan sobre el proyecto de riego

En 2013 una nota de este medio anticipó el fin del sistema de regadío por acequias, que en febrero cambiará por completo por riego por goteo. Entrá a la nota y volvé a leerla.
jueves, 08 de octubre de 2015 · 19:40

Leé la nota completa:

 

INICIATIVA OFICIAL

¿Dejarán de existir las acequias?

Se firmó el decreto para licitar el estudio que dirá si es posible y cómo hacer un cambio drástico en el sistema del riego en la Provincia. A principios de 2015 se prevé que estén las respuestas. Por Miriam Walter


Pocas horas antes del accidente en Valle Fértil que le cambió la vida a José Luis Gioja, dejó firmado el decreto que es el puntapié inicial para un sistema de riego inédito en la historia de la obra pública provincial. Es el llamado a licitación para que se haga un proyecto innovador que riegue todo el Gran San Juan y Norte de Pocito. Según dijo el secretario de Ciencia y Tecnología, Tulio del Bono, mientras su cartera pondrá el financiamiento por 4,5 millones de pesos, será Hidráulica quien ejecute el llamado, porque es un área con más injerencia en el tema. Una de las iniciativas que impulsó la convocatoria es la de la Municipalidad de la Capital, que propone rellenar las acequias y poner un caño subterráneo, pero todo se pondrá a estudio.

La licitación es para la elaboración del proyecto, es decir, un análisis previo que diga si la idea es factible. Del Bono dijo que se piensa en riego por goteo pero que el resto del sistema deberá determinarlo la empresa que gane la licitación. Para este trabajo el plazo es de un año, es decir que si todo sale en tiempo y forma, se conocerá cómo regar San Juan en los primeros meses de 2015. 

"Lo más seguro es que sea un esquema de riego por goteo, quizá en algunos lugares por aspersión. Depende del suelo, del arbolado. El estudio dirá si es posible, qué es posible, cuál es la forma de alimentación más conveniente. Por ejemplo, una es traer agua por cañería desde Dique de Ullum aprovechando el desnivel, otra es aprovechando perforaciones distribuidas en distintos lugares, otra es sacar el agua de los canales principales y bombearlas, hay muchas posibilidades”, explicó el Secretario. "Una de las tareas que hay que hacer es cuadricular la superficie y traducirla en metros de cañerías que será un dato del proyecto, en la ciudad esto es fácil pero al salir se complica bastante conservar la cuadrícula”, añadió. 

La meta es regar con un sistema novedoso alrededor de 16 mil hectáreas, contemplando el gran eje urbano de San Juan. El proyecto nació de la iniciativa de los municipios de Capital y Rawson, que presentaron sus planteos ante el Gobernador y él decidió, meses atrás, que se congeniara un sistema para cubrir a los demás departamentos, buscando un mecanismo para paliar de forma eficiente la sequía que caracteriza esta provincia. Eso fue hace unos 6 meses, tiempo en el que estuvo trabajando Ciencia y Tecnología para realizar la convocatoria, con fondos propios. 

La licitación es de alcance nacional y está dirigida a empresas especializadas, grupos consultores y hasta universidades. "Los proyectistas pueden ser ingenieros y empresas consultoras, locales o de otras provincias, por ejemplo el Instituto de Hidráulica de la UNSJ, o el Instituto Nacional del Agua y otros organismos estatales”, precisó Del Bono.
Ya con el estudio en mano, si dice que es posible hacer el riego y cómo, el siguiente paso será buscar financiamiento nacional para poder concretar la red. No se sabe cuánto puede cotizar pero se prevé que será una obra costosa.  

Tapando cunetas
 

Desde 2007, Capital tiene hecho un anteproyecto que busca mejorar el riego y aprovechar mejor el agua en un predio de 150 manzanas comprendidas entre calles Las Heras, Rawson, 25 de Mayo y 9 de Julio. Esta idea quizá sea tenida en cuenta por el proyectista que gane la licitación, porque nada se descarta. 

En el caso capitalino, se estudió árbol por árbol y se propuso un sistema revolucionario: la instalación de dos cañerías, a lo largo de los cientos de metros de recorrido de las acequias, tapando estas últimas y cambiando drásticamente la fisonomía de la ciudad. 

Una de las cañerías se pensó para riego directo del arbolado; y la otra, para ofrecerles a los vecinos que puedan conectarse para regar sus jardines. Entre espacio privado y público, estiman que hay alrededor de 35 hectáreas de verde. La iniciativa propone aprovechar -con riego por goteo- agua sin tratar, evitando el uso del tan preciado elemento que administra OSSE. Esto, usando tres perforaciones que se harían especialmente para ese fin: una en las inmediaciones de Las Heras y 9 de Julio, otra en los alrededores de la Plaza Laprida y otra en Ignacio de la Roza entre Jujuy y Rioja.

Además, se contribuye con el saneamiento, "porque al eliminar las acequias, sólo quedaría un espacio de desagote pluvial en puntos estratégicos. Al rellenarlas, desaparecen esos túneles húmedos donde conviven roedores y todo tipo de cosas que se arrojan allí. También, mediante la vía de los caños se podrían aplicar curaciones del arbolado, fertilización y todo tratamiento que vaya por raíz”, expresó oportunamente el secretario de Ambiente y Servicios de la Municipalidad de la Capital, Jorge Cerdera.

 


 

Comentarios