Aniversario

La unión hace la fuerza, Richet y Zapata el progreso

La institución de Santa Lucía conformada por colonias de inmigrantes españoles que llegaron el siglo pasado, cumple 37 años orgullosa de sus logros con el nombre actual. Aunque tiene 92 años de vida.
viernes, 25 de julio de 2014 · 09:43

Cuando llegaron de Europa escapando de la guerra, en el lugar sólo había salitre y pájaro bobo. Nada más que eso. Dominaba la desolación, pero eligieron esas tierras porque buscaban un hábitat que se pareciera a su lugar de origen, similar en el aspecto climático y donde pudieran dedicarse a lo que siempre hicieron y sabían hacer, la agricultura. Especialmente el cultivo de los viñedos y olivares. Así nació, allá por 1921 lo que se llamó el Centro Cultural y Deportivo Arte y Progreso, luego devenido en lo que hoy es la conocida Unión Vecinal Colonias Unidas Richet y Zapata.

La denominación no es antojadiza. Es que esa comunidad estaba integrada en el  99 por ciento por inmigrantes provenientes de España, (el resto de Italia), principalmente de la zona de Andalucía y Alicante. Eran tres colonias: Gutiérrez, Zapata y Richet.

Desde ese momento el progreso fue un sello distintivo en la zona. La Unión Vecinal fue el motor para mejorar,  fundamentalmente el área de servicios. Prácticamente toda la iluminación y el pavimento que hoy disfrutan los vecinos fue adquirido gracias al aporte de la institución. Tanto es así que el agua potable es proporcionada por ella. Hoy la unión vecinal se nutre de 600 socios y unas 3.500 personas conforman su comunidad.

El hecho trascendente ocurrió el 25 de julio de 1977. “Éramos solamente 18 personas reunidas en una precaria edificación de adobe, en la que ni siquiera había luz porque nos habían cortado el suministro eléctrico. Es más, alguien llevó una mesa, algunas sillas y un farol para poder hacer la reunión”, contó Álvarez.

Más allá de eso, recién el 12 de diciembre de 1981 la nueva institución completó todos los requisitos ante Personería Jurídica. Igual ya todos los trámites y gestiones oficiales se realizaban bajo la nueva denominación.

ORÍGENES

José Álvarez cuenta que sus abuelos llegaron al puerto de Buenos Aires en barco y allí preguntaron donde quedaba San Juan. Les dijeron “tienen que bajarse donde termina el recorrido del tren”. Así lo hicieron, aunque un par de hermanos de su padre se quedaron en Córdoba, en una parada, “creyendo que hasta allí llegaban las vías”, relata. Meses más tarde se unirían al resto.

La comunidad de colonos se estableció y se organizó hasta formar la institución que fue lugar obligado de reunión para practicar deporte, organizar fiestas, cultivar el acervo tradicional, y buscar el bien común de todos sus integrantes.

Sin embargo existió una época de decadencia institucional en la que estuvo a punto de desaparecer. Por 1965 dejó de funcionar. Entonces surgió la necesidad de reorganizarse. El aislamiento, a pesar de no estar muy lejos del centro sanjuanino, fue el principal factor que movió a todos a iniciar un nuevo proceso.

La idea original fue agruparse y hasta conformar un nuevo municipio debido a la indiferencia de la comuna del departamento ante los diversos reclamos a la solución de sus problemas y necesidades.

Existía el convencimiento de que había que agruparse para hacerse fuertes. Por eso, además de las tres colonias, se invitó a participar en la nueva entidad al club San Pedro, ubicado del otro lado de Benavidez, ya en el departamento Chimbas.

No obstante, al momento de la reunión sólo estuvieron presentes los habitantes de Zapata y Richet. Lejos de amilanarse o desmoralizarse, decidieron seguir adelante y así  se conformó la incipiente Unión Vecinal Colonias Unidas Richet y Zapata, nombre sugerido y aceptado, entre otros varios, porque lo consideraron el que más representaba el espíritu y sentido de pertenencia.



Las parcelas que eran proporcionadas por el gobierno a los colonos tenían una extensión de entre 3 y 5 hectáreas. La Colonia Zapata se extiende desde calle Colón a Balcarce y desde Benavidez hasta las vías del ex Ferrocarril Belgrano, mientras que la Richet desde calle San Lorenzo a Balcarce.


Cifra
1.400 metros cuadrados es la extensión que tiene el predio donde está enclavada la sede social de la unión vecinal.



El 17 de octubre de 1985 la entidad adquirió el predio donde está el camping y también el club donde se practican deportes como el hockey sobre patines, sobre césped, básquet femenino escuela de fútbol, patinaje y gimnasia artística. El terreno consta de unas cinco hectáreas.

Comentarios