HISTORIAS CON MUSICA por Toto Cutugno

Hoy: Rock

Género musical del siglo XX , derivado del rock´n roll, el jazz, el blues, el gospel, etc. Se toca preferentemente con guitarra eléctrica , bajo y batería como base , después se agregan los pianos y teclados electrónicos. Los Beatles en el 65 “viajan” a la India y se compran una sítara y se la entran a forrar a todos los temas. Y más tarde, Ian Anderson y el ChicatoSanchez, le metieron flauta traversa haciendo todo mucho más confuso.
martes, 08 de mayo de 2012 · 21:27
Género musical del siglo XX , derivado del rock´n roll, el jazz, el blues, el gospel, etc. Se toca preferentemente con guitarra eléctrica , bajo y batería como base , después se agregan los pianos y teclados electrónicos. Los Beatles en el 65 “viajan” a la India y se compran una sítara y se la entran a forrar a todos los temas. Y más tarde, Ian Anderson y el ChicatoSanchez, le metieron flauta traversa haciendo todo mucho más confuso.
Millones de jóvenes del mundo canalizan su rebeldía y energía con esta música y hacen ganar fortunas a gente más grande y menos rebelde. Quizás más importante que la música en sí, es la figura del rockstar la que hace la diferencia con otros géneros.
El público joven ama a esa persona que hace todas las boludeces que a uno se le ocurren pero no se anima, ya sea por miedo a que te reten o por simple instinto de supervivencia , excesos de todo tipo que ponen en riesgo de vida al rockstar , lo elevan al plano de ídolo entre sus fans, en un comportamiento claramente “proyectivo patológico” diría Moria Casán y mi hermana Elsi.
El verdadero rockstar muere joven en situaciones poco claras (siempre relacionado con suicidio, sustancias y sexo “raro”),si no está condenado al declive progresivo en su carrera, a no ser que seas Jagger o Richards, o que te agarre Palito Ortega, te meta a su quinta, te planche el pelo, te lleve al dentista y te empastille hasta quedar hinchado como el muñeco de Michelin. Los rockstar muertos jóvenes no hacen milagros ni favores, a diferencia de sus pares de la movida tropical (por algo será…).
Generalmente el rockstar que se salva y llega a grande, termina tocando en Casinos provinciales y del conurbano , a dúo con los tragamonedas, los temas que la gente se acuerda de cuando era joven, y que a él lo tienen repodrido y ya no le da la voz ni la memoria para cantarlos, y la gente sale emocionada diciendo “pobre, está hecho mierda”.
Otra opción para ver un rockstar sobreviviente es en algún Festival de algo , “Del chancho con pelo” “Del damasco y la viruela” “Del dorado y la aceituna” etc., e ineludiblemente estarán condenados a ser soporte de Jorge Rojas, Chaqueño Pallavecino y la Banda XXI.
Hay muchas variantes dentro del rock , que van desde la candidez del folk rock (generalmente no se mueren tanto) , pasando por el pop rock, hasta llegar al hard rock , todo depende de lo apretado de los pantalones , el maquillaje y lo que te haga el peluquero. Es muy importante hacer “inteligencia previa” cuando se quiere organizar un festival de rock para que no pase lo que pasó cuando en el “Marayes Rock Fest 2010”: tocaron Miranda y a continuación estaba programado Almafuerte y La Renga. Imagínense como terminó: se encontraron lentejuelas a más de 15 kilometros.
Un caso curioso dentro del rock es el de ABALLAY, Osvaldo Ernesto, así como lo leen, se acostumbró a llamarse y que lo llamen así desde la primaria.
Pero esto no es lo tan curioso de este hombre que vive en el Solares IV en la zona de Trinidad. Lo llamativo es que ABALLAY, Osvaldo Ernesto es considerado en Seattle, EEUU, el padre del grunge aunque en su tierra la mayoría lo desconozca.
Él compuso todos los temas que hicieron que Kurt Cobain y Nirvana se convirtieran en el fenómeno que todo el mundo conoce. ABALLAY , Osvaldo Ernesto tenía una asombrosa capacidad para componer música y letras como si él tuviera una vida de drogas y excesos, y muy por el contrario era un hombre disciplinado, no tomaba más que un vasito los domingos al almuerzo, felizmente casado con su primera novia, con 4 hermosos niños, era cajero de Dilbas hasta que se jubiló y su cable a tierra es la jardinería.
En los ‘70 tenia una banda “ABALLAY ,Osvaldo Ernesto y sus amigos”. La música y la interpretación eran excelentes, pero su estética y la de sus amigos distaban mucho de lo que un fanático en aquellos locos años pretendían de un rockstar. En el Festival Santa Cecilia del año 75 fue elegida la banda con menos onda de la década.
“Por lo menos sacate el pulóver punto inglés y los mocasines para tocar…”, le decía su hermana. ”Cambiate el nombre, o vos crees que Sandro se llama Sandro?”, le aconsejaba su madre.
Pero el no transaba, creía que la gente sólo iba a quedarse con su talento y no iba a estar condicionada por su imagen tan prolija y reñida con la rebeldía del rock.
Por lo que siguió luchando y cuando todo parecía indicar que iba a fracasar en su cruzada … así fue nomas: fracasó rotundamente y ante el nulo respaldo del público la banda se disolvió.
Pasaron casi 20 años hasta que un amigo en común le hizo escuchar a Cobain un cassette de ABALLAY , Osvaldo Ernesto, y Kurt, que tenía todo para ser una estrella de rock, menos la música, adoptó los temas de “ABALLAY , Osvaldo Ernesto y sus amigos” y grabó con ellos Nevermind , ese disco del bebé nadando en la pileta con un dólar, transformándose en uno de los boom de ventas más grandes de la discografía mundial.
“Carga las pistolas y trae a tus amigos Es divertido perder y pretender.
Ella está demasiado aburrida y segura Oh no, yo sé una palabra sucia.
 
¿Hola, hola, hola, estás deprimido? Hola, hola, hola.
Con la luz fuera, es menos peligroso Aquí estamos ahora, entretennos
Me siento estúpido y contagioso Aquí estamos ahora, entretennos
Un mulato, Un albino, un mosquito, Mi libido, Yay….”
Fragmento de “Baranda a pendejo”, retitulada como “Smell like teen spirit” por Nirvana.
Quedará dentro de los misterios del rock como pudo ABALLAY ,Osvaldo Ernesto componer esto acostandose a las 22:30, con una familia estable y tomando Terma Serrano…y aunque a su manera haya entrado en la historia del rock, yo sé que a él le hubiera gustado ser un rockstar. Pobre guaso.