miércoles 28 de septiembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Informe especial

Un trébol, el cambio drástico para resolver el dilema del Acceso Sur

Vialidad Nacional ultima detalles del anteproyecto que busca solucionar los múltiples "cuellos de botella" del cruce de la Ruta 40 y Circunvalación Sur. Te lo mostramos en exclusiva. 

Por Miriam Walter 4 de septiembre de 2022 - 12:06

El cruce de Ruta 40 y Circunvalación, en el Acceso Sur, es uno de los puntos más importantes y a la vez complejos del tránsito en San Juan. En 60 minutos pasan por ahí -en horario pico- alrededor de 40.000 vehículos de todo porte que interactúan en cruces, lo que genera un caos de circulación e incluso un peligro. Cerca del mediodía parece primar "la ley del que primero mete la trompa" para lograr cambios de direcciones y llegar a diferentes puntos de la provincia, ya que este sitio funciona como derivador a pleno centro en el Norte o a destinos sureños como Rawson, Pocito, Sarmiento y la vecina provincia de Mendoza. Por eso, la delegación local de Vialidad Nacional -que conduce Jorge Deiana- ya tiene casi terminado un anteproyecto y está gestionando fondos nacionales para poder concretar a corto plazo una obra que implica un cambio drástico en el Acceso Sur de San Juan.

El anteproyecto consiste en el rediseño y refuncionalización de todo el Acceso sur, desde calle Abraham Tapia hasta la intersección con la Circunvalación (conocida como ruta A-014). Los ingenieros de la repartición buscaron una solución y definieron que la construcción de un "trébol" pondrá más orden. Este recurso vial es muy común en otras provincias pero en territorio sanjuanino no hay ninguno hasta ahora. Tiempo de San Juan accedió en exclusiva al anteproyecto que se prevé aplicar en esta reforma histórica y te lo muestra antes que nadie.

plano reforma de la circunvala.jpg

"Este rediseño consta de modificar el tipo de intersección existente por una intersección tipo trébol, con sus respectivas ramas de accesos y egresos, tanto desde la Circunvalación a la Ruta 40 como viceversa. Buscamos de esta manera mejorar los niveles de servicio al lograr mayor fluidez y facilidad de los movimientos de los vehículos, evitando los giros a la izquierda con entrecruzamiento que obliga a detener completamente la marcha, lo que genera embotellamientos y tiempos de espera prolongados que incrementan la carga mental de los usuarios, lo que aumenta la probabilidad de que realicen una mala maniobra y el consecuente choque o accidente, como sucede en la actualidad", explicó el ingeniero Rafael Arjona, que diseñó el plan.

En este anteproyecto, se usarán algunos sectores de lo ya existente y en otros puntos se eliminarán para darle paso a nuevas infraestructuras, pero para estos nuevos carriles, derivadores y rotondas no se hará ni una sola expropiación, aprovechándose los espacios verdes que hay ahora para construir arriba. Así lo destacó el ingeniero: "el diseño integral se ha realizado con mucha conciencia social de la zona a afectar, buscando por todos los medios técnicos dar una solución al tránsito vehicular sin perder de vista las variables económicas y sociales que se presentan en este sector. Por este motivo no existe la necesidad de realizar ninguna expropiación y se mejoran las condiciones de circulación de gran manera".

Para hacer el diseño se tuvo que estudiar pormenorizadamente el tráfico de la zona, para poder determinar las necesidades. Para eso, el equipo de técnicos de relevamiento de Vialidad Nacional se apostó en el lugar dos días diferentes para, literalmente, contar uno por uno los autos en cada una de las intersecciones. Ayudados con cámaras de video, lograron registros durante 60 minutos cada jornada, en hora pico al mediodía, del comportamiento de los vehículos en cuanto a direcciones y giros, datos que tuvieron que ser procesados por meses para llegar a la conclusión de cuántos son los usuarios y cómo utilizan el Acceso Sur. Se determinó que circulan entre 35.000 y 40.000 vehículos en tan solo una hora (desde motos hasta grandes camiones), dentro del horario pico de día hábil de semana y que en largas colas a veces se debe esperar hasta 15 minutos para doblar.

El uso del trébol permitirá que haya circulación en distintos niveles sin tener que esperar largamente para el cruce, lo que a veces lleva a las imprudencias. Esto resolvería significativamente los "cuellos de botella" que se dan tanto para el que viene del Sur y quiere meterse a Circunvalación Oeste, como para que el que viene por Circunvalación Este y busca doblar hacia el centro, y en particular para los que vienen desde el Oeste por Circunvalación y buscan "subir" a Ruta 40, ya sea para doblar hacia el Sur como hacia el Norte. Sobre Ruta 40 se prevé sumarle un carril de cada lado, por lo que habrá tres de ida y tres de vuelta, probablemente separados con una barrera tipo new jersey.

Arjona y el jefe del Departamento de Supervisión y Gestión de Proyectos, Luis Lucero, explicaron que el diseño contempla también la construcción de dos rotondas en Abraham Tapia y cercanías, que se complementan con derivadores y semaforización que permitirán mejor circulación. Y valoraron que no es que este sector esté mal diseñado, sino que como data de los años '70 quedó con el tiempo desactualizado para el explosivo desarrollo provincial.

plano reforma de la circunva.jpg
Este plano de Vialidad Nacional muestra la reforma prevista: en verde lo que se hará nuevo aprovechando espacios verdes que existen hoy, y en rosa lo que se reutilizará. Algunos tramos quedarán en desuso.

Este plano de Vialidad Nacional muestra la reforma prevista: en verde lo que se hará nuevo aprovechando espacios verdes que existen hoy, y en rosa lo que se reutilizará. Algunos tramos quedarán en desuso.

Qué se hará en el Acceso Sur

La idea de Vialidad Nacional es trabajar en tres etapas, logrando el trébol y derivados primero, con la meta de que sea licitado e iniciado en 2023. En una segunda fase, se realizaría la re funcionalización del sector Este, entre calles Abraham Tapia y Circunvalación. Se plantea modificar los accesos que se tienen en la actualidad de manera de generar un ordenamiento al tránsito que circula por este sector.

¿Cómo proyectan el nuevo acceso sur?

Como principal cambio se proyecta que el lateral Este, desde Abraham tapia hasta calle Las Cañitas, sea de sentido de circulación único, en dirección Sur-Norte, generando un carril separado de este que permita la circulación en el sentido contrario. Todo esto acompañado de una rotonda urbana para el ordenamiento del transito en ese sector, permitiendo que todos los movimientos se puedan realizar de manera fluida y sencilla. A esto se le suman la modificación del acceso y la salida de Ruta 40.

"Para explicar mejor la modificación del acceso a Ruta 40, se puede tomar como ejemplo el caso de un usuario que circula por el lateral este en sentido Sur-Norte, llegando hasta la mencionada rotonda urbana. Y suponiendo que realiza la rotonda para retomar por el carril separado de la colectora Este en sentido contrario. Este usuario podrá seguir la rama de subida que aparecerá como una bifurcación a su derecha. Esta rama de subida pasa por debajo de la rama de salida de la Ruta 40. El acceso a la ruta sigue siendo tal cual el existente, de manera que no se modifican las condiciones actuales de esta vía, sino lo que se realiza es solo re funcionalizar la infraestructura presente en este sector", explicó Arjona.

Según el proyecto, la rama de salida desde la Ruta 40 pasa por sobre la rama de ingreso a la mencionada Ruta. Nuevamente en este caso, las condiciones sobre esta vía no se modifican, aprovechando parte de la obra construida actualmente, haciendo que baje al lateral Este, antes del puente de servicio que se encuentra sobre la calle 12 de Octubre. La rama de acceso a la Circunvalación se diseña sobre su lateral Sur, pasando calle Patricias Sanjuaninas y antes de calle San Francisco Del Monte.

Como tercera y última etapa se plantea realizar una rotonda urbana en la intersección de calle Abraham Tapia y lateral oeste de la Ruta 40, de manera de poder dar mayor orden y fluidez al tránsito que circula por esta intersección. Para lograr esto, es necesario volver a las condiciones originales del lateral Oeste de la Ruta 40, el cual debe ser de un solo sentido de circulación, esto es Norte-Sur. Esta situación planteada surge por la necesidad desde el diseño de modificar la rama de acceso a la Ruta 40, ya que es necesario trasladar su comienzo unos metros hacia el Sur, manteniendo sobre la ruta las mismas condiciones que presenta actualmente.

Toda la obra, de hacerse consecutivamente, demoraría unos dos años y, cotizado al día de hoy, necesita una inversión de más de 1000 millones de pesos. La idea es que la obra genere la menor complicación posible a los conductores, con cortes estratégicamente diagramados. Se prevé hacer intervenciones simultáneas y que cada tramo no esté más de 6 meses en trabajo, cuando se usaría media calzada o desvíos por calles alternativas que sí existen y, de hecho, serán aprovechadas en la refuncionalización final.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Para que se puedan realizar las mediciones anuales correspondientes ya se hizo un primer vuelo la semana pasada.

Las Más Leídas

En Rivadavia: volvió a caer el joven adinerado, esta vez con cocaína y un arma de fuego
Así quedó la camioneta de Rodrigo Cid. Mirá el video.
Imagen ilustrativa
Boleto de colectivo: definieron el aumento ¿de cuánto y desde cuándo?
Imagen ilustrativa

Te Puede Interesar