ELECCIONES 2021

El panorama oficialista en Iglesia y el plan para dar vuelta el resultado de las Paso

La grieta en el bloquismo, el poder residual de los hermanos Marinero y las obras que avanzan.
miércoles, 29 de septiembre de 2021 · 21:58

Nadie, ni el mismo presidente del bloquismo, Luis Rueda, niega el debate interno que existe en el oficialismo de Iglesia y que llevó al Frente de Todos a sacar 222 votos menos que Juntos por el Cambio. Es una diferencia exigua que buscan salvar y luego dar vuelta el resultado. Pero esos conflictos internos impiden el trabajo conjunto entre sectores. El jefe del partido visitará este viernes el departamento del Norte no tanto para limar asperezas entre el intendente Jorge Espejo y los hermanos, Marcelo y Mauro Marinero -este último, diputado provincial- sino para trazar un plan de trabajo conjunto, aún cuando las diferencias -dicen algunos, irreconciliables- persistan. Entre los pedidos, está no mirar el 2023 y pelear esta batalla en unidad. 

Ante la fractura expuesta en las Primarias, Abiertas, Simultáneas, y Obligatorias (Paso) del 12 de septiembre, en el uñaquismo tienen un claro objetivo: ganarse a los vecinos. Para eso habrá una búsqueda casa por casa. "Hay que hacer y comunicar la gestión", es el mantra que reza la facción bloquista cercana a Espejo. Rueda irá a facilitar lo necesario para avanzar con obras clave que traen dolores de cabeza a la comunidad. Las dos principales: la red de agua potable y la pavimentación de calle Santo Domingo. Desde la municipalidad informaron que eran obras con "falencias". Se iniciaron durante la gestión anterior y no se probaron correctamente por lo que hay filtraciones.

También señalaron "malestar" vecinal con el ingreso al departamento, el "bypass por zona Sur". La empresa que está a cargo apretó el acelerador y están conformes con el trabajo. Es vital "para que la gente cuanto entra el departamento no entre enojada". 

La reunión del viernes será en tono conciliador. Fuentes calificadas dijeron que el comité central bloquista ya envió una tropa a visitar casa por casa a los bloquistas descontentos. Rueda ha ido en ocasiones anteriores al bastión cantonista y siempre tuvo buena relación con la militancia. Apelará a eso y a escuchar las demandas que presenten los referentes. Es un trabajo doble: por abajo con los vecinos y militantes, y por arriba con Espejo y los Marinero. La semana pasada hubo una reunión del jefe partidario con la diputada nacional Graciela Caselles, mujer cercana a los ex comuneros. Se verá si influye o no en las tratativas. De momento, "la idea es sumar a todos para que ayuden a revertir la situación".  

No será tarea fácil. Lo cierto es que el diálogo entre Espejo y el diputado provincial es casi nulo. Mauro Marinero dijo a Diario de Cuyo "la relación con Espejo quedó rota cuando él decidió irse y armar otro partido". Las fuentes aseguran que piensa en el 2023, en competir por dentro o por fuera del frente. "Eso es después, ahora hay que cuadrarse", responden desde Casa de Gobierno. Esto es producto de los comicios en 2019, cuando Espejo se impuso con el partido Somos Integración y sucedió a Marcelo Marinero. Y, una vez en funciones, el jefe municipal denunció en la Justicia una serie de irregularidades de su predecesor. Además, redujo la planta política y los contratados. En estos últimos se dio el recorte más grande, fuentes consultadas indican que la actual gestión sólo dejó 400 de los más de 2.000 contratados. 

Pese a eso, hay un poder residual de los Marinero. No sólo porque Mauro es diputado proporcional en la Legislatura y es parte del Frente de Todos, sino porque, entre ambos hermanos, acumularon 21 años al frente del departamento. Incluso, señalan que hay tres hermanos que son planta permanente en la municipalidad. Y no hay que olvidar que Marcelo Marinero perdió las generales del 2019 por apenas 62 votos. 

La rivalidad Espejo-Marinero tiene un antecedente de conflicto electoral. La división, aseguran, provocó que ingrese a la Cámara de Diputados de la provincia, Enrique Montaño, por la lista opositora San Juan Primero. Pero en ese caso, hubo -y seguirá habiendo- un condimento más: la división con el justicialismo. En ese momento, Marinero compartió lista con Mario Salinas, que no entró en la Cámara, pero sacó más votos que el intendente. Salinas es actual presidente de la Junta Departamental de Iglesia, y aunque tiene buena relación con Espejo, es más cercano a su ex compañero de boleta, y si bien no está en el departamento porque es director de la oficina de Anses en Jáchal, tracciona para él. 

 

 

Comentarios