diputados y senadores

El parlamento argentino vuelve a sesionar en forma virtual

La Cámara Alta podría convertir en ley los primeros proyectos debatidos de forma virtual durante la pandemia.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 18:49

Pasada la prueba de fuego, los diputados y senadores volvieron a verse las caras de forma remota. La Cámara Baja inició su sesión a las 13.30 mientras que la Alta lo hizo a las 14 y hoy se convertirían en ley los primeros proyectos debatidos virtualmente en pandemia.

Como la semana pasada, el Senado sólo está habilitado para la presencia de la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner; y el resto de las autoridades de la Cámara alta, además de los integrantes de la Secretarías Parlamentaria y Administrativa. Los legisladores participan desde dependencias oficiales de sus respectivas provincias. 

El temario incluye iniciativas que ya cuentan con la media sanción de Diputados y se convertirán en ley: el reparto de beneficios fiscales para combatir la pandemia de coronavirus, así como una regulación específica para el trabajo de la Cruz Roja en el país. Los proyectos fueron dictaminados entre lunes y martes por unanimidad y, una vez aprobados por la Cámara, se convertirán en ley.

Diputados volvió a debatir de forma mixta con presencia de hasta 47 legisladores en el recinto y el resto bajo modalidad virtual para tratar y dar media sanción a dos iniciativas: recetas digitales y la incorporación de la educación a distancia.

En el caso de las recetas digitales, el proyecto consensuado en la Comisión de Salud autoriza la prescripción de medicamentos de manera electrónica y también la teleasistencia, en una reforma que cobra especial relevancia en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio. De esta manera, cuando se sancione la ley en el Senado, la receta digital podrá utilizarse para todo tipo de medicamentos, y las farmacias de todo el país podrán dispensar los remedios prescriptos bajo esta modalidad.

El otro proyecto que obtendría media sanción este jueves consiste en incorporar la educación a distancia en todos los niveles educativos, de manera “excepcional” y “únicamente en caso de epidemias, pandemias, catástrofes o razones de fuerza mayor que impidan la concurrencia a los establecimientos educativos”.

En la Cámara Alta, en tanto, los legisladores analizan el expediente que regula el vínculo jurídico entre la Cruz Roja y el Estado argentino y otorga beneficios fiscales a esa organización internacional. El proyecto, que fue aprobado en Diputados el 2018, establece condiciones y garantías a su trabajo en territorio nacional por cuestiones humanitarias en asistencia a los poderes públicos en épocas de paz, conflictos armados o disturbios internos, informó Télam.

Según la iniciativa, la Cruz Roja colaborará con la Nación, las provincias, los municipios que la convoquen en situaciones de desastre o emergencia pública poniendo a disposición sus recursos humanos y materiales. Además, se exime a la organización internacional de las tasas por servicios de importación de insumos y bienes destinados a su uso y de cualquier otro gravamen sobre sus operaciones bancarias.

El segundo proyecto es el denominado "Ley Silvio" y prevé un plan de protección integral para el personal de la salud de los sectores público y privado en contacto directo con la atención de casos de coronavirus. La propuesta crea el Programa de Protección al Personal de Salud, que incluirá la capacitación y la adquisición directa de bienes, servicios y equipamiento para garantizar la protección del personal de salud durante la emergencia. 

Para ello, la iniciativa crea un Fondo de Protección destinado a médicos, enfermeros, camilleros, maestranza y todo el personal afectado al servicio de la atención directa de casos de coronavirus. El expediente, además, propone la creación de un Registro Nacional del personal de la salud que haya sido contagiado para que las autoridades puedan hacer seguimiento de su evolución y del entorno con el que hayan estado en contacto.

Por último, tratarán una iniciativa que exime del Impuesto a las Ganancias las horas extras o guardias realizadas por trabajadores de la salud y de seguridad durante la pandemia de coronavirus entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre. Además, se otorga una pensión graciable a los familiares de los empleados fallecidos en esas tareas. El beneficio será para profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada y el de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, de la Actividad Migratoria, de la Actividad Aduanera y Bomberos que presten servicios relacionados con la emergencia, informó Télam.

Comentarios