Opinión

La fábula de las peatonales

La inauguración del paseo en Villa Krause este lunes permite repensar el episodio de Capital. Además, el otro caso que pasó silencioso.
domingo, 12 de mayo de 2019 · 11:44
Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan
 
 
La inauguración de la larga, trabada, discutida, resistida y esperada semipetonal de Rawson dispara, casi sin querer, un recordatorio diluido en la agenda: ¿alguien sabe cuándo será inaugurada la peatonal remodelada en Capital?
 
Obras traumáticas ambas. En el medio, pasó sin mucho barullo la que rodea a la plaza de Chimbas, que fue incluida en la remodelación de ese espacio público frente al despacho de Fabián Gramajo, inaugurada el martes 15 de enero de este año. Multitud para el corte de cintas, discursos y a otra cosa.
 
La inauguración de la semipeatonal de Rawson, este lunes, llega precedida por un verdadero culebrón. Se licitó en 2015 y logró el financiamiento millonario del Banco Interamericano de Desarrollo, con respaldo de Nación. Pero el 10 de diciembre de aquel año hubo cambio de gobierno, asumió Mauricio Macri y todo el proceso fue revisado. Se terminaron cayendo los fondos. Hubo berrinche y pataleos contra la Casa Rosada, pero su efecto fue inútil. La obra se pudo iniciar recién en 2017 con recursos provinciales, luego de recortar el proyecto original, adecuándolo a las posibilidades.
 
Los vecinos protestaron, los comerciantes también, el tránsito se volvió caótico, los colectivos tuvieron que desviar sus recorridos y, de yapa, a partir de este lunes cambiará el sentido de algunas arterias definitivamente. Más trauma para una sociedad, como la sanjuanina, donde las cosas siempre estuvieron mejor como eran antes.
 
Y, a pesar de la maraña de conflictos, ahí está la obra, cuyo acto inaugural cae con precisión asombrosa en el plazo que permite el Código Electoral para no violar la veda antes de los comicios. Villa Krause tendrá una nueva apariencia, será mejor. Y eso, apartando las conjeturas políticas, es lo que quedará para la gente. En definitiva, es lo que importa.
 
Entonces cabe reiterar la pregunta del inicio: ¿alguien sabe cuándo será inaugurada la peatonal remodelada en Capital? Con los arbolitos de Rivadavia brotados y el impiadoso sol veraniego aplacado por las temperaturas otoñales, el paisaje parece haberse amigado con el ojo sanjuanino. Todavía quedarán, lógicamente, nostálgicos de aquella otra estética de glorietas, lajas y fuentes de agua, farolas de estilo colonial y fundamentalmente, grandes forestales que abovedaban el cielo del paseo comercial.
 
Esta nueva peatonal se convirtió en el símbolo de la gestión de Franco Aranda, un intendente en retirada, negada su reelección en las primarias del 31 de marzo pasado. Fue en aquella campaña cuando, en este canal de televisión, el jefe comunal dijo que será la misma gente la que salga a defender la obra cuando esté la arboleda desarrollada y florecida, cuando se logre apreciar el cuadro completo de tener despejado el espacio de la telaraña de cables aéreos, cuando los comercios finalmente hermoseen sus marquesinas. Fue todo lo que no se podía ver en diciembre, cuando se retiraron los tabiques de madera para esperar las fiestas de fin de año con los trabajos incompletos. La tierra flotando en el ambiente. La resolana imposible del playón hormigonado.
 
A esta altura del calendario, queda la impresión de que el peor defecto de esta, la peatonal de los sanjuaninos, no fue su diseño, ni su ejecución. Tal vez haya sido, al fin de cuentas, un error de tiempo, de esos que no tienen marcha atrás. Vale como moraleja.
 
 
JAQUE MATE
Más de

Comentarios