sin barañao

La científica que ganó en "¿Quién quiere ser millonario?" presentó sus reclamos al Presidente

Marina Simian le presentó una lista de medidas urgentes para la Ciencia que incluyen "Recomposición salarial", "Pago en tiempo y forma de los subsidios adjudicados" e "Incorporación de los doctores Alberto Kornblihtt y Mario Pecheny al directorio de Conicet".
viernes, 10 de mayo de 2019 · 20:10

Hoy se conoció de una reunión del Presidente con la bióloga molecular Marina Simian, que se hizo muy conocida al presentarse a un popular programa de televisión con el objetivo de usar el premio para reemplazar el financiamiento que el Gobierno no paga.

Al participar del programa ¿Quién quiere ser millonario? Simian expuso la crisis que atraviesa el sector científico a raíz del ajuste dispuesto por el Gobierno Nacional. Los mismos reclamos desarrolló la científica ante Macri, pero el contenido de la reunión no surgió de las fuentes oficiales. Tampoco ninguna promesa sobre cómo se reparará el desfinanciamiento del Conicet. Otra vez fue Simian quien, a través de Twitter, dio detalles del encuentro y de las necesidades que se deben resolver "de inmediato". Entre los reclamos presentados al mandatario, la bióloga solicitó que se cumpla la máxima macrista del diálogo: "Mejorar la comunicación con la comunidad científica. Le expliqué que nadie nos habla".

El encuentro entre el Presidente y la investigadora del Conicet, que investiga métodos para combatir el cáncer de mama y los tumores cerebrales, duró solo 25 minutos este mediodía y la Casa Rosada se limitó a difundir la foto y una breve reseña con el currículum de Simian, sin ninguna mención a los reclamos que la científica expuso durante su participación en el programa de Telefé. Curiosamente, no participaron del encuentro las principales autoridades del área, ni el ex ministro y actual titular de la devaluada Secretaría de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, ni el subsecretario Jorge Aguado. 

Pocas horas después del encuentro fue la propia bióloga quien reveló los puntos tratados en la reunión, los compromisos asumidos por Macri y el suyo propio: "Yo me comprometí a empezar a reunirme con los funcionarios que correspondan para impulsar los cambios. Y me comprometo con la comunidad a mantenerlos informados sobre la ejecución de los mismos".

En una serie de mensajes en las redes sociales, Simian separó entre problemas "urgentes" y otros de corto plazo. El mensaje empieza afirmando que "Hoy tuve una muy buena reunión con el Presidente Macri. Hablamos de lo que hay que hacer para empezar a aliviar la situación de los científicos".

El listado de los temas urgentes, a los que la científica considera que "hay que resolverlos ya, de inmediato", es el siguiente:

1. Eliminación de los impuestos de importación y puerta-puerta para reactivos de investigación.

2. Pago en tiempo y forma de los subsidios adjudicados.

3. Recomposición salarial.

4. Simplificación del manejos de subsidios del exterior como los GSK.

5. Incorporación de los doctores Alberto Kornblihtt y Mario Pecheny al directorio de Conicet.

6. Mejorar la comunicación con la comunidad científica. Le explique que nadie nos habla.

Además de los puntos principales, la científica del Conicet agregó que, en un segundo momento, se deberá avanzar en otros tres ítems. Actualizar los montos de los subsidios, establecer un buen mecanismo de patentamiento y transferencia tecnológica y agilizar y rediseñar los procesos de evaluación de la secretaría y el Conicet.

"El presidente me dio su apoyo y haré todo lo posible para que se produzcan los cambios. Los mantendré informados", advirtió Simian en su cruzada por conseguir los fondos para que las investigaciones continúan sin un presupuesto que, como denunció, llega "por goteo".

La iniciativa de la investigadora del Conicet que se presentó a un concurso televisivo con el propósito de ganar dinero porque el Estado no entrega los subsidios que ya fueron asignados en años anteriores, se suma a la reunión que los directores de institutos hicieron el mes pasado en Córdoba para manifestar su descontento y a las protestas de más de 2 mil doctores hipercalificados a los que el Estado les cierra la puerta para seguir dentro del sistema y se ven obligados a planificar su exilio. 

 

 

Comentarios