Comodoro Py

Declaró el segundo empresario sanjuanino sospechado por los cuadernos de las coimas

Es Ivica Dumandzic, de la empresa homónima. El viernes se presentó en el juzgado de Bonadío a explicar su participación.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 16:51

Con la visita a los tribunales federales porteños de Comodoro Py de Ivica Dumandzic, se completó el viernes pasado el paso de los empresarios sanjuaninos salpicados por el escándalo de las coimas en el sistema de obras viales que investiga Claudio Bonadío.

Anteriormente, el 27 de febrero lo había hecho Fernando Pallucchini, presidente del directorio de la constructora Mapal, involucrado en la misma causa. Otro empresario relacionado con San Juan que figura en la causa de los cuadernos es Hugo Dragonetti, de la empresa Panedille, aunque su caso es distinto: porque éste último estuvo detenido, y recién fue liberado cuando le confesó a Bonadío que efectivamente había aportado dinero al financista Clarens.

Justamente por la delación de Clarens es que quedaron involucrados los dos empresarios sanjuaninos. El contador entregó a Bonadío una lista de los empresarios que contrataban obras viales entre 2003 y 2015 y que debían, según él, dejar el 20 por ciento de esa facturación para los funcionarios.

Lo que dijo Clarens es que el circuito era administrado por la Cámara Argentina de la Construcción, dirigida por Carlos Wagner, otro detenido que luego aceptó quedar como arrepentido. En esa supuesta rueda de la felicidad, las empresas se iban turnando para ganar licitaciones, mientras las otras funcionaban como escoltas realizando ofertas por montos más importantes.

En la lista entregada por Clarens, Mapal aparece con presuntas obras por 214 millones (sin que se aclarara de qué moneda), mientras que Dumandzic lo hace con 100 millones. Y aparece una tercera empresa sanjuanina, Tabolango, que entró en quiebra.

Bonadío pareció convalidar el aporte de Clarens porque llamó a indagatoria (es decir, bajo sospecha) a los más de 100 empresarios, entre ellos los sanjuaninos. Pallucchini a su turno explicó que no hicieron obras por los montos citados, y que lo podían demostrar. Y que habían abandonado previamente la cámara empresaria conducida por Wagner.

Fue el único sanjuanino que se expresó públicamente porque ni Dumandzic ni la empresa dieron a conocer el contenido de la indagatoria y qué fue lo que dijo al juez. Sí se conoce que fue acompañado por el mediático abogado Mariano Cúneo Libarona, encargado de su defensa.

Cúneo Libarona ya había tenido un polémico paso por la causa de los cuadernos, en condición de abogado del empresario Sergio Taselli. “Hay que ir a confesar, si no quedás preso”, se quejó en agosto del año pasado. Y amplió diciendo que su defendido “si no sale en libertad en breve, va a mentir y va a involucrar a alguno”.

Comentarios