Video 

Alberto en Ecuador: "La campaña de Macri le costó US$57.000 millones a Argentina"

El presidente electo habló con Rafael Correa en un mano a mano y aseguró que el préstamo del FMI tenía como objetivo mantener al oficialismo en el poder. Además aclaró que para pagar las deudas Argentina necesita volver a crecer.
jueves, 7 de noviembre de 2019 · 20:41

El presidente electo Alberto Fernández concedió hoy su primera entrevista en el exterior, ante el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa, quien tiene un programa en la televisión de Rusia. Allí, aseguró que Argentina honrará sus deudas pero que, para eso, primero debe crecer y exportar, ya que no puede hacerlo ahora, "en las condiciones que está la economía".

Fernández participó del programa 'Conversando con Correa', donde los políticos discutieron un amplio abanico de temas que incluyeron la situación social y económica en Argentina, la historia y actualidad del peronismo, así como varios problemas que enfrenta la región, en general, al día de hoy.

El mandatario electo aseguró que la situación económica de Argentina está bastante grave y la nación enfrenta "problemas que jamás se nos ocurrió que podríamos tener". Esto, según Fernández, se debe a las políticas del actual jefe de Estado, Mauricio Macri, "quien desde el 2015 incrementó la deuda externa nacional del 38% del PIB (el 13% en dólares), hasta el 95% del PIB".

"El Fondo Monetario Internacional le prestó a Macri 57.000 millones de dólares, que representa el 60% de lo que tiene prestado al mundo", denunció Fernández, agregando que el FMI lo hizo "para que Macri pudiera sostenerse".

"La campaña política más cara de la historia de la humanidad es la de Macri. A los argentinos nos costó 57.000 millones de dólares", insistió el mandatario electo y reiteró que "el estado en el que estamos tiene culpa Macri y tiene culpa el FMI".

Fernández recordó que Argentina siempre ha pagado sus deudas: entró en el FMI en 1957 y en el 2005 pagó el 100% de los 9.800 millones de dólares prestados.

"Nos sacamos de encima ese tema", pero luego solo "en un año Macri tomó (prestado del FMI) casi 60.000 millones de dólares", reiteró el presidente electo para que "la comunidad de naciones libres vea lo que ha pasado" en Argentina y "que no es un capricho de Alberto Fernández decir lo difícil que enfrentamos".

"Porque Argentina siempre ha hecho honor a sus deudas. Inclusive cuando fuimos al 'default' nosotros dimos un plan de pagos, no dijimos: 'No pagamos más'. Y salimos pagando, y ahora debemos hacer lo mismo", indicó Fernández, pero sostuvo que lo que "el mundo tiene que entender es que nosotros no somos como Macri, nosotros no mentimos. Y nosotros no podemos pagar en las condiciones que está la economía argentina".

"La economía argentina se tiene que recuperar, tiene que volver a producir, tiene que volver a exportar y de ese modo tendrá dólares para hacer frente a sus obligaciones", aseveró, lamentando que "hoy nada de eso ocurre".

"Macri va a dejar 5 millones de nuevos pobres, el 40% de la población argentina debajo de la línea de pobreza. Ese es el resultado de Macri", señaló Fernández, añadiendo que tiene "muchas expectativas" de que Argentina va a poder salir adelante. "Básicamente porque tenemos la verdad. Y porque todos saben que han sido cómplices, que el Fondo ha sido cómplice de lo que ha pasado", declaró.

El peronismo contra el antiperonismo


Discutiendo por qué el camino del desarrollo económico de Argentina no ha resultado ser tan exitoso como el de algunos países occidentales, Alberto Fernández subrayó que se debe a "un debate de muchos años donde se enfrenta una sociedad que quiere crecer y una sociedad que se conforma con el statu quo logrado".

El presidente electo indicó que en Argentina hasta el día de hoy "sigue la pelea" entre el peronismo ("los que queremos una sociedad más igualitaria") y el antiperonismo ("los que quieren preservar sus privilegios" y sus "ventajas").

"El milagro de Chile es la paciencia de los chilenos"


Dicho dilema tiene lugar no solo en Argentina, sino que "el debate sigue siendo exactamente el mismo en muchos lados de América Latina", señaló Fernández. "Es lo que uno ve en Chile", donde "los dirigentes más progresistas no podían resolver el problema de la igualdad", por lo que "en verdad el ingreso chileno quedaba concentrado en muy pocas manos", indicó.

"Y solo falta que el 1% de Chile se lleve el 30% del ingreso para que Chile explote", aseveró, señalando que durante "todos estos años uno miraba la desigualdad que había en Chile, y decía: 'El 'milagro chileno' no es la economía de Chile, el milagro de Chile es la paciencia de los chilenos'".

Fuente: MDZ Online 

Comentarios