imágenes

Así es por dentro la cárcel donde está detenido César Milani

El Servicio Penitenciario funciona en el ex centro clandestino de detención al que fueron llevados sus denunciantes. Mirá las fotos.
martes, 21 de febrero de 2017 · 11:54

La cárcel en la que está preso desde el viernes por la tarde no es un lugar desconocido para César Milani, todo lo contrario.

El ex general  se encuentra alojado en la cárcel del Servicio de Penitenciaria Provincial, mismo lugar al que llevaron secuestrados a sus denunciantes en la década del 70': el ex Instituto de Rehabilitación Social (IRS) de La Rioja.

El sitio fue un centro de detención clandestino durante la dictadura que estuvo a cargo del Batallón de Ingenieros de Construcción 141, del que Milani formó parte. Hasta allí fueron llevados los Pedro Olivera, luego su hijo Ramón, y también Verónica Matta, los tres militantes detenidos entre julio del 76 y marzo del 77, que declararon contra el ex militar.

Dice el fallo que dictó la detención de Milani el viernes, al describir el secuestro de Matta: "Una vez retirada de su casa, es trasladada en un auto de color oscuro al Instituto de Rehabilitación Social (IRS). Allí le sacaron todo lo que traía, y fue puesta en un calabozo muy pequeño con una ventana. Relata que ese día la revisó un médico y le hizo una especie de certificado. Estuvo detenida en ese lugar varios días, sin recordar exactamente cuántos, ya que perdió la noción del tiempo. Personal del IRS le hizo saber que su hermana también estaba detenida ahí. Fue trasladada a un pabellón enorme donde estaban otras compañeras, mientras que su hermana todavía estaba incomunicada. En el IRS fue interrogada bajo tortura, no recordando exactamente cuando comenzaron este tipo de procedimientos".

Más allá del paso de los años y de algunos cambios en su fisonomía -hoy hay carteles que dicen Memoria, Verdad y Justicia en su entrada- el ex IRS de La Rioja, definido en investigaciones judiciales como el centro de "detención y tortura" por "excelencia" de la provincia, mantiene rasgos de aquellas épocas.

Las celdas son pequeñas, las paredes color ocre y el patio aparece como un oasis para tomar algo de aire, cosa que hizo Milani, en sus primera horas preso, para mitigar las sofocantes temperaturas que pueden llegar hasta los 40 grados.

"Acá no hay celdas VIP, son todas de uso común y está alojado absolutamente igual que el resto", aclaró el titular del Servicio Penitenciario provincial, Eduardo Poledri, a radio Cadena 3.

Milani pasa sus horas en el pabellón número 5 junto a otros 13 presos, entre ellos policías que cumplen condenas y detenidos por delitos de lesa humanidad, con los que caso no cruza palabras. "Es una situación alarmante", definió su abogada defensora, Mariana Barbitta.

Lejos de la comodidad de su mansión de La Horqueta, que dio inicio a una causa por enriquecimiento ilícito en la que está procesado, Milani ahora vive entre sillas de plástico y muebles de madera, amontonados, y cordeles donde cuelgan toallas.

Los tiempos de su día son rigurosos. A las 7 de la mañana todos los presos se levantan, se cambian y tienen que ir a desayunar. El día se termina a las 22, cuando se apagan todas las luces y el silencio debe ser total hasta la mañana siguiente.

Galería de fotos

Comentarios