Universidad

El extraño error de tipeo en las cuentas del DAMSU por $4 millones de pesos

Esta es la diferencia entre el primero y el segundo estado contable presentado a la Comisión Directiva, que decidió contratar auditores externos para controlar todos los números. Se viene un control a los prestadores médicos.
El extraño error de tipeo en las cuentas del DAMSU por $4 millones de pesos
La presidenta, Zulma Corzo y el vicepresidente, Rolando Castro.
jueves, 07 de diciembre de 2017 · 07:00

Por Natalia Caballero

Cuatro millones de pesos de diferencia en dos informes contables del DAMSU presentados en 48 horas. Este hecho desencadenó la toma de una decisión por parte de la Comisión Directiva de la obra social: la contratación de auditores externos para que desmenucen los números de la obra social de los universitarios, que se maneja sin presupuesto y sin un organigrama. El 6 de abril los miembros de la Comisión, presidida por Zulma Corzo, analizarán los resultados de estos informes y determinarán si avanzan en la Justicia. Terminado el estudio de las cuentas, se viene una auditoria médica para conocer si hay inconsistencias. 

El departamento contable del DAMSU, a cargo de la contadora Celia Coto, presentó un informe financiero ante la Comisión de Presupuesto (integrada por afiliados). Este balance incluye la actividad económica de la entidad hasta el 31 de julio del 2017. El primer informe advertía que el déficit de la obra social era de 7 millones de pesos. Los presentes rechazaron dicho informe por considerarlo “improcedente”.  

Dos días después de la presentación de este informe de cuentas, el departamento contable entrega otro balance con un déficit de 11 millones de pesos. En 48 horas el déficit de la institución se incrementó a más del doble por un supuesto error de tipeo, según alegaron los contadores de acuerdo a lo informado por José Mini, miembro de la comisión de Presupuesto. 

Estos números se pusieron en consideración de los afiliados el 23 de noviembre en la Asamblea Anual Ordinaria y Extraordinaria, realizada en la facultad de Ingeniería. Participaron 290 afiliados, quienes rechazaron de plano el ejercicio contable. 

La Presidenta del DAMSU expuso ante la asamblea la resolución Nº 111/17 que resuelve “no aprobar ni el proyecto de Balance General presentado por la Directora de Contabilidad ni las memorias presentadas por el ex Presidente Daniel Biassoni y por las distintas Direcciones de la obra social”. En el mismo sentido, la resolución agrega  “excluir del orden del día previsto para la asamblea anual ordinaria el punto referido al tratamiento del Balance General, Cuentas de Gastos y Recursos y Memoria” y “convocar a Asamblea Anual Ordinaria a los 30 días de recibido el informe de Auditoría Externa Contable Administrativa”.  

Debido al desfasaje entre un balance y otro, se decidió contratar auditores externos que analicen pormenorizadamente el estado patrimonial de la obra social de los universitarios, que maneja un presupuesto millonario compuesto por los aportes de los 4.000 afiliados activos y 12.000 indirectos. El 6 de abril habrá una nueva Asamblea en la que los afiliados conocerán los informes realizados por los auditores, entre los cuales se encuentra Cayetano Dara. 

Como estos balances generaron dudas sobre el manejo de toda la obra social, se decidió encarar posteriormente una auditoria médica. Son muchas las denuncias informales por parte de afiliados, quienes aseguran que sus médicos de cabecera les han falsificado las firmas y han presentado órdenes de atenciones que nunca se dieron. “Para saber qué hay detrás de estas denuncias, se encarará una auditoría médica para detallar todo. En caso de encontrar inconsistencias, se hará la denuncia penal correspondiente”, indicó Mini. 

El DAMSU está a cargo de una Comisión Directiva, que se renueva y cuyos cargos son “ad honorem”. La comisión directiva está compuesta por dos representantes de los docentes, dos de los PAU (Personal de Apoyo Universitario), otro de los jubilados y dos personas designadas por el Consejo Superior. En el 2017 pasaron cuatro presidentes por la institución: Daniel Biassoni, Luis Bonatti (representante de los docentes), Sandra Buso (representante de los docentes) y Zulma Corzo (representante de los jubilados). 

La planta de personal de la institución es de 130 personas, que no siguen una cadena de mando ya que no hay un organigrama ni un manual de funciones que especifique cuál es la tarea de cada uno de los trabajadores. 

A esto se le suma que no hay un presupuesto anual, que no existe una oficina de cobranza y que no hay un ente externo que controle a DAMSU, ya que no forma parte de la Superintendencia de Obras Sociales, ni depende del Rectorado. El otro gran problema administrativo es que la obra social no realiza propuestas a los cuerpos colegiados de prestadores, sino que esperan sus propuestas. 

El panorama se torna más oscuro al sumarle la disputa que existe con el personal PAU de la UNSJ, que quiere dejar de pertenecer obligatoriamente a esta obra social, tal como sucede en la actualidad. Al igual que lo que sucede con la Obra Social Provincia, a la que no pueden renunciar los estatales, en la UNSJ pasa lo mismo: todos los trabajadores deben aportarle a DAMSU. Esto ha desatado una disputa porque el gremio del personal de apoyo universitario (APUNSJ) quiere que la obra social que existe a nivel nacional para los PAU haga pie en San Juan. 

El 11 de diciembre se reunirán los miembros de la Comisión Directiva con los encargados de realizar la auditoria externa.