RECAMBIO

Detrás de escena: los no invitados, el corralito y las ''paredes que escuchan''

En los pasillos de la Corte se vivieron momentos de tensión. Todo lo que no se mostró de un momento histórico. Por Gustavo Martínez Puga
lunes, 19 de diciembre de 2016 · 20:03

 

 

La tensión desbordaba la antesala de la Corte de Justicia en el segundo piso de Tribunales, un punto caracterizado por la tranquilidad y el silencio del máximo poder de la Justicia de San Juan. Sin lugar a dudas que el anuncio de la terna de la que saldrá el nuevo cortista, un recambio que no se producía desde hace 20 años, generó una expectativa inusitada. Y eso llevó a que se produjeran hechos atípicos.

El dato que más llamó la atención fue la presencia de las máximas autoridades del Foro de Abogados en la convocatoria a la prensa para dar a conocer la terna. Esa convocatoria se hizo a través de la Dirección de Relaciones Institucionales de la Corte, donde dejaron en evidencia su sorpresa por la presencia de integrantes del Foro en ese sitio, donde no habían sido invitados.

Por un momento se informó que no los iban a dejar pasar, lo que prometía generar un escándalo.

Sin embargo, cuando se abrieron las puertas de la Corte para el ingreso de la prensa a la Sala de Acuerdos de la Corte, donde aguardaba el Consejo de la Magistratura, los integrantes del Foro no dudaron en ingresar para escuchar de primera mano quiénes eran los tres elegidos.

"Venimos a acompañar a nuestro representante, el doctor Arancibia. Nos hizo parte de este proceso y queremos darle nuestro apoyo”, dijo uno de los dirigentes del Foro presente en la antesala.

No fue un error por parte de ese dirigente mencionar como "representante del Foro” solo a Marcelo Arancibia y no a la abogada Fabiana Nicosia, quien –al igual que Arancibia- también llegó por el voto de los abogados en la tanda de suplentes.

Así, dejaron en claro con quién de sus miembros ante el Consejo de la Magistratura que eligió a la terna para la Corte se identifica el Foro de Abogados

En ese contexto, no pasó desapercibido el "chiste” que hicieron en la Sala de Acuerdo, mientras los periodistas se acomodaban para que largara la conferencia en la que iban anunciar a la terna para la Corte.

Como el lugar quedó apretado por la presencia de fotógrafos, camarógrafos, periodistas, funcionarios judiciales y los miembros del Foro, se atinó a correr un pesado sillón de tres cuerpos. Como los miembros del Foro quedaron entre los sillones, ya que los periodistas estaban en primera fila para poder tomar imágenes y tener la palabra de los consejeros, un funcionario de la Justicia hizo el "chiste”: "Vamos a dejar a la gente del Foro en un corralito”.

Obviamente que después solo uno de ellos decidió escuchar la terna en ese lugar, el resto se apartó y se mezcló con la prensa.

Terminada la escueta conferencia del Consejo de la Magistratura, el interés de la prensa por saber detalles de la elección de terna se trasladó a los pasillos de la Corte.

Uno de los consejeros, el más mediático, empezó a dar precisiones a la salida de la Sala de Acuerdos.

Pero inmediatamente reaccionó y se dio cuenta que no era el ámbito para hablar con los periodistas, en particular porque los otros consejeros no habían querido hacer público más detalles de la votación.

Entonces dijo "vamos afuera porque aquí las paredes escuchan”. Y en la antesala de la Corte se conoció más información que, en definitiva, es pública: cómo fue la votación de cada uno de los cinco consejeros.

 

 


Comentarios