POLÍTICA DE VACACIONES

Graciela y Conti afilan estrategias para la interna

En octubre finalizará el mandato de la presidenta bloquista pero el año político empezará en febrero y no descarta repetir. Enfrente, el vocal del Tribunal de Cuentas también quiere, pero sin ir a las urnas. Apuesta a nuevas figuras para terciar. Por Daniel Tejada- Canal 13 San Juan.
viernes, 15 de enero de 2016 · 10:06

Por Daniel Tejada

Canal 13 San Juan 

 

 

Lejos del relax propio de enero, las principales figuras del bloquismo le escapan al descanso mientras acomodan el cuerpo para zambullirse en un año político estrictamente circunscripto al partido de la estrella.

Los mandatos de las actuales autoridades vencerán en octubre y calculan que en febrero comenzarán las inagotables rondas de café.

Hay un punto de coincidencia entre los dos principales sectores, el que lidera orgánicamente Graciela Caselles y el que encabeza desde afuera el ex candidato a vicegobernador Enrique Conti: el escenario 2016 es diferente a la última década, tanto a nivel provincial como nacional. 

De ahí en adelante, y solo por ahora, todas son diferencias. De uno y otro lado hay voluntad de encabezar, según respondieron ambos líderes consultados por Tiempo de San Juan. Graciela reconoció que algunos sectores internos ya se lo han sugerido, aunque aseguró que por ahora no tiene la cabeza puesta en ello. Y Conti también admitió que le pondría el pecho a la conducción, pero con la condición del consenso y la unidad.

"Hay mucho consenso en general para que nos volviéramos a presentar. Pero no es algo que en este momento lo esté pensando”, dijo Graciela. "Ponerse al frente es duro. No es fácil. Pero si hay consenso, sí. Es más fácil correr con Adidas que correr con borceguíes”, apuntó Conti.

Ambos coincidieron en que el contexto político es diferente al de la última década. Esto permite abrir puntos suspensivos en la interna 2016. En este sentido, Caselles celebró que la discusión bloquista esté "lejana” a las elecciones y las presiones para constituir frentes.

"El único objetivo es que despegue el bloquismo, que gane el oxígeno que necesita”, explicó. Conti también diagnosticó un escenario nuevo: "Hubo 12 años en que el giojismo ganaba hasta en las uniones vecinales. Hoy el panorama es distinto”, graficó.

Al menos en el plano de lo declarativo, ambos sectores abren el juego al diálogo como herramienta necesaria para lo que viene. "Se viene mucho diálogo y muchos gestos. En este año lo vamos a poder demostrar. Es el salto cualitativo del bloquismo, con propuestas concretas”, explicó Caselles. "Hay que charlar. Esto lleva mucho asiento. Mucha saliva. Y por sobre todas las cosas tener muchas coincidencias”, dijo Conti.

Palabra clave, si las hay. Coincidencias. Pocas en este arranque de año. Mientras Caselles valoró el acceso de bloquistas a distintos estamentos del Poder Ejecutivo Provincial dentro del Frente para la Victoria, de la mano de Sergio Uñac, Conti sacó cuentas totalmente opuestas.

El actual vocal del Tribunal de Cuentas consideró que el casellismo ha tenido "un golpe fuerte”. Advirtió que las bancas legislativas del oficialismo partidario no obedecieron estrictamente a Caselles sino a juegos municipales. Puso como ejemplo a los iglesianos Mauro Marinero y Jorge Espejo. Bajo la perspectiva de Conti, ambas bancas fueron producto de la negociación de los caciques del feudo bloquista. Para el contador, los dirigentes cordilleranos tienen y tendrán autonomía de decisión a la hora de la interna, también.

Al diputado chimbero Andrés Chanampa también le reconoció vuelo propio en su departamento. Pero le reconoció mérito a Caselles en la banca del angaquero Carlos Maza Pezé.

Más allá de los análisis políticos, la matemática pura indica que el bloquismo orgánico ganó cuatro bancas en la Legislatura y el bloquismo disidente obtuvo dos: la proporcional de César Aguilar y la departamental del zondino Edgardo Sancassani. Los números duros parecen inapelables: dos son menos que cuatro. Pero en política las cosas nunca resultan así de fáciles ni directas. Tanto esto es así, que Caselles ofreció una lectura diametralmente opuesta a la de su correligionario sobre la suerte que le tocó al bloquismo orgánico que acompañó a Sergio Uñac. "Estamos cerrando un año de mucho trabajo. Con una evaluación en general bastante positiva.

Con mucha participación en lo legislativo pero también en los municipios. Uno empieza a ver la participación del bloquismo en el ejecutivo provincial”, apuntó. La palabra de los dirigentes distritales se hará valer más que nunca a lo largo de 2016. En eso también coincidieron Caselles y Conti. No solo aquellos que jugaron en el Frente para la Victoria y el Frente Compromiso con San Juan, sino los que fueron con el macrismo.

Por ejemplo, el ex candidato a intendente de Santa Lucía Federico Bravo, Pedro Cabrera en Sarmiento, Hugo Cordeje en Calingasta y "Tino” Anes en Iglesia, además de los Marinero. Todos ellos figuran en la agenda de Conti a partir de febrero. Mientras tanto, Caselles apunta a mayor protagonismo de los comités. "Me parece que hay cuadros muy bien formados, que todos tienen derecho a participar”, aseguró.


 

Comentarios