La Justicia reclamó un debate del régimen electoral

La Cámara Electoral advirtió dificultades en un cronograma de votación extendido y pidió al Congreso perfeccionar normas. Se pronunció a favor de la regulación de los debates presidenciales.
jueves, 20 de agosto de 2015 · 19:59
Menos de dos semanas después de celebradas las elecciones primarias, la Cámara Nacional Electoral alzó la voz con duros cuestionamientos a normas y procedimientos actuales. Los jueces del tribunal firmaron una acordada con sus planteos y pidieron una audiencia con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, para transmitir sus preocupaciones.

En el documento, la Cámara sostuvo que es "imperiosa" la necesidad de modificar el sistema de boletas a partir de los "problemas que ha suscitado en las últimas cuatro elecciones nacionales". En efecto, los comicios del pasado 9 evidenciaron una vez más inconvenientes con las boletas relacionados tanto a la confección y el orden como a su dimensión, que en casos como Catamarca superó el metro de longitud.

La Cámara llamó a dar "un debate sobre los medios instrumentales que el régimen jurídico establece para canalizar la oferta electoral y ejercer el derecho de sufragio". Y apuntó que "aunque la definición de muchas cuestiones puede hallar solución razonable dentro del marco legal vigente, difícilmente pueda encontrarse una respuesta ideal mientras subsista el sistema actual".

Mirá el comunicado completo de la Cámara Electoral:
 
La Cámara Nacional Electoral reclama un debate sobre el régimen electoral nacional

Tras las elecciones primarias del pasado 9 de agosto, el máximo tribunal federal electoral
del país dictó una Acordada manifestando la necesidad de modificaciones al régimen electoral y
pidió audiencia al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -en la medida en que
se trata de competencias judiciales- para transmitir las preocupaciones que expresa en su
pronunciamiento.

La Cámara hizo hincapié en un reclamo que viene planteando hace más de 8 años: el
sistema de boletas de votación, cuya necesidad de modificación calificó de "imperiosa”, a partir
de los "problemas que [el sistema de boletas partidarias] ha suscitado […] en las últimas cuatro
elecciones nacionales”. Con cita de una larga lista de sentencias en las que advirtió la necesidad
de "un debate sobre los medios instrumentales que el régimen jurídico establece para canalizar
la oferta electoral y ejercer el derecho de sufragio”, destacó que -pese a que siempre ha
buscado preservar la libre expresión de voluntad del elector- en muchas cuestiones
"difícilmente pueda encontrarse una respuesta ideal […] mientras subsista el sistema actual”.

Otro de los puntos sobre el que pone énfasis la Acordada, firmada por los tres camaristas
electorales -Santiago H. Corcuera, Alberto R. Dalla Via y Rodolfo E. Munné- es el del extendido
cronograma electoral de este año, en el que muchas provincias, como la Ciudad de Buenos
Aires, deben celebrar dos, tres y hasta seis elecciones. Si bien eso es consecuencia del
federalismo, la Cámara advierte no obstante, sobre una serie de problemas que genera la
multiplicidad de elecciones, y señala que en otros países federales, como Brasil y México, se
actúa de manera concentrada.

En ese contexto, valoró el "enorme esfuerzo” de las autoridades de mesa, a quienes
agradeció el compromiso y tiempo dedicado a la función y pidió también la colaboración de los
partidos políticos, a quienes les corresponde las tareas de fiscalización.

Por otra parte, también se recuerdan las veces que ese Tribunal requirió al Congreso
Nacional, hasta ahora sin resultados, el perfeccionamiento de las normas sobre campañas
electorales, publicidad oficial y encuestas electorales. Vinculado con ello, la Cámara expresa una
serie de consideraciones en favor de los debates presidenciales, en un momento en el que el
tema es parte de la agenda del Congreso, de varias ONGs y medios de comunicación. Entre las
razones por las que adhiere a las iniciativas, menciona que en la publicidad electoral "han sido
introducidos los métodos de la propaganda comercial”, lo cual supone un riesgo de que "la
carrera presidencial se convierta en un espectáculo […] en el que […] la información es un
residuo”. Finalmente, la Acordada se ocupa de la difusión de los resultados en la noche de la
elección (el escrutinio provisorio) señalando que la justicia electoral no interviene en dicha
actividad –a cargo de una empresa privada contratada por la Dirección Nacional Electoral, que
depende del Poder Ejecutivo Nacional- y remarcando la necesidad de que ese cómputo de
resultados preliminares sea adecuadamente organizado, verificado y difundido, para evitar
situaciones que influyan negativamente en la percepción de la opinión pública sobre la
legitimidad del proceso electoral.



Fuente: Infobae 

Valorar noticia

Comentarios