polémico caso

A casi un año de la fiesta VIP, los 48 acusados siguen sin ser sentenciados por la Justicia

Tras el planteo de una de las defensas, la Justicia Federal con asiento en San Juan podría intervenir después de que una autoridad superior como lo es Casación lo indicara.
jueves, 5 de agosto de 2021 · 08:25

Si bien pasaron 11 meses de aquella fiesta VIP en Santa Lucía que terminó con 48 jóvenes detenidos, todavía el caso no se resuelve y los acusados de haber violado las restricciones impuestas por la pandemia siguen sin ser sentenciados por la Justicia. Después de una interesante cantidad de planteos realizados por las 16 defensas, hubo uno que podría derivar la causa en el fuero federal tras la determinación de una autoridad superior. 

Es que la Cámara de Casación dio lugar a un recurso que presentó una de las abogadas de los imputados, Manuelita Moreno Ferrer, quien desde el minuto cero pidió que la causa sea remitida al Juzgado Federal Nº2, dado que las medidas dictadas por el Ejecutivo provincial responden a disposiciones de orden nacional. De esta manera, debería mantenerse la naturaleza federal de la disposición prevista en el artículo 205 del Código Penal, que establece prisión de 6 meses a 2 años al que violare las restricciones. 

Con esta resolución del tribunal superior integrado por los jueces Liliana Elena Catucci, Juan Carlos Gemignani y Eduardo Rafael Riggi, el juez Leopoldo Rago Gallo y el fiscal Francisco Maldonado podrían intervenir o bien solicitar a la Corte Suprema tome riendas en el asunto. 

Por otro lado, también está el pedido de las otras defensas en Casación que todavía no se expide sobre ese tema. Allí, los abogados defensores de los chicos que fueron atrapados en una fiesta clandestina el 11 de septiembre del 2020 insistieron con que recibieran la probation y evitaran ser condenados, de modo que no quedaran con antecedentes penales.

En noviembre del año pasado, el juez de la Sala Segunda de la Cámara Penal, Juan Bautista Bueno, decidió rechazar la probation, es decir la suspensión de juicio a prueba, por lo que recurrieron a la autoridad superior para que ese beneficio fuera concedido. 

Previamente, en Flagrancia -instancia judicial en la que se desarrolló el juicio- el juez Eduardo Raed había rechazado el pedido del beneficio que les permitía a los acusados zafar de una sentencia judicial, a cambio de trabajos comunitarios y una remuneración simbólica.

Lo polémico del caso es que hubo otras fiestas clandestinas, quizás no con el mote periodístico de ser VIP por tratarse de apellidos con menor resonancia, pero que los imputados -detenidos en su momento- resultaron sentenciados. Con más de mil sanjuaninos atrapados in fraganti en reuniones prohibidas por las 'leyes sanitarias', desde que inició la pandemia en marzo del 2020, ya sea por la dureza de los funcionarios judiciales o por las múltiples presentaciones de los letrados defensores, hay 48 que aún no reciben el castigo por incumplir las normas. 

 

 

  

Comentarios