Presunto fraude en la fuerza provincial

Desvío de fondos en la Policía: “Tejada es un chivo expiatorio y va a hablar, hay otros responsables”

Así lo afirmó la defensa de la cabo primero Carolina Tejada, la tercer imputada por el desfalco de más de $600 mil descubiertos en la Policía. La detenida dijo que cumplía órdenes y su abogada aseguró que existen mensajes de las presiones y el acoso sexual que recibía de algunos superiores.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 07:04

La larga audiencia de formalización por la investigación del presunto fraude por más de 600 mil pesos en la Policía, dejó interrogantes en boca de la tercera detenida. La cabo primero Carolina Tejada declaró ante la jueza Gema Guerreros y afirmó que cumplía órdenes de sus superiores y que no sabía del destino de los fondos transferidos irregularmente. Su abogada defensora, al momento de alegar el rechazo a la imputación y a la prisión preventiva, fue más allá. Aseguró que “Tejada es un chivo expiatorio y va a hablar, hay otros responsables. Los autores (de las maniobras) son los que hicieron la denuncia y son los responsables directos”.

En la audiencia de este miércoles, que duró hasta pasadas las 22.30, el fiscal Iván Grassi explicó, entre otras pruebas, que el 18 de marzo pasado la cabo Carolina del Valle Tejada recibió en su cuenta 280 mil pesos que le transfirió el jefe de Tesorería de la Policía, el oficial principal Oscar Vanetti. Agregó que, de acuerdo a los informes bancarios, al otro día la propia Tejada le transfirió 90 mil pesos a Vanetti. Esto para demostrar la connivencia que existía entre ellos, lo mismo que la última transferencia del 18 de abril por otros 280 mil pesos que finalmente anularon a raíz de que detectaron la irregularidad e hicieron la denuncia.

Declaración. La cabo primero Tejada se mostró quebrada en la audiencia.

En otra parte, el fiscal sostuvo que ella cobraba 39 mil pesos y que, con el aumento, su sueldo ascendió a 59 mil pesos, entonces esos ingresos no se correspondían con los movimientos que hacía. Por ejemplo, una transferencia de 25 mil pesos de su cuenta del Banco San Juan a otra a su nombre en el Banco Hipotecario.

El fiscal sostuvo que, durante el allanamiento en su casa, no encontraron la CPU de su computadora, pero si el mouse, el teclado y la pantalla, dejando entrever que hizo desaparecer prueba que podría comprometerla.

La defensa

En su defensa, la cabo primero Tejada explicó que no solo tenía ingresos por su trabajo en la Policía, sino que en el último tiempo tuvo como actividad adicional la venta de tejas. Con respecto a su participación en la maniobra, explicó la función que realizaba y dijo que “cumplía órdenes de mis superiores. Esa transferencia del 15 de abril, la desconocía. El tesorero (por Vanetti) me dijo que retire el efectivo para cubrir gastos, sin tener conocimiento en absoluto que era una maniobra delictiva. No tengo acceso a las claves para hacer movimientos de dinero. Recibía órdenes y no sabía cuál era el fin. No está en mí en pedir explicaciones a mis superiores, no puedo por mi rango”. Explicó que su tarea era emitir los recibos y cargar los registros de los depósitos.

La abogada Vanesa De Dax, su defensora, se opuso a la imputación. “Mi cliente no tiene poder alguno para cometer el delito de peculado, ni tiene participación necesaria. Ella es una cabo primero sin poder de decisión y no hay pruebas contra ella”. También apuntó contra los superiores de Tejada: “los verdaderos responsables de la maniobra son los funcionarios públicos de la Policía como de la Provincia que tenían a su cargo el manejo y el control de esos fondos. Tejada era un solo una cabo que controlaba o dejaba registros. Prestó su cuenta, es verdad, pero el dinero se reintegró. ¿A quién? A los mismos jefes jerárquicos que ordenaron que se hicieran esos traspasos de fondos. Yo estoy convencida que esta denuncia es una estafa procesal para encubrir a los verdaderos corruptos. Son ellos los que firmaban y ordenaban las transferencias, no una cabo.  Va a ampliar su declaración, porque hay otros involucrados que no están acá”, aseguró la letrada.

Los otros imputados. El oficial principal Oscar Vanetti y su esposa, la subcomisaria María Olivares, comparecieron en tribunales el lunes último.

Dio nombres concretos. “No solo creo que a García (por Ricardo García, el contador) y a Carrizo (por Fabián Carrizo, el jefe de Administración de la Policía) hay que investigarlos, voy a pedir que los investiguen, al igual que los superiores jerárquicos”. Al respecto, aseguró que la cabo primero Carolina Tejada no dijo todo lo que tenía para declarar. Agregó que presentó como pruebas las capturas de pantallas de los mensajes que recibía la mujer policía por parte de algunos superiores, en los que la presionaban para cumplir órdenes y la acosaban sexualmente.

Desde la UFI de Delitos Especiales tomaron las declaraciones de la abogada como fuera de lugar. Aclararon que la investigación recién empieza y que recién se están pidiendo informes, no descartan que pidan la auditoría –tal como pidió De Dax- para determinar su hubo otros movimientos de dinero irregulares y si hay otros policías y jefes involucrados en la maniobra.

Por el momento, la cabo primero Tejada permanecerá detenida, lo mismo que su jefe, el principal Oscar Vanetti, y la mujer de éste, la subcomisaria María Olivares que también está sospechada de recibir dinero de la cuenta de la Policía. La jueza Gema Guerrero hizo lugar al pedido fiscal de dictar la prisión preventiva y formalizar la investigación penal preparatoria, mientras que rechazó el planteo de impugnación de la defensa y la solicitud de incompetencia jurisdiccional para que intervenga la Justicia Federal.

 

Comentarios