homicidio agravado

Ataque mortal en Pocito: varios testigos y los detenidos apuntan contra uno de los acusados

Este jueves, el señalado como autor del crimen de Gastón Lima declaró frente a la jueza Celia Maldonado y, a su defensa, negó haber pretendido asesinar a quien supuestamente lo atacaba.
jueves, 15 de abril de 2021 · 16:36

A casi 20 días del brutal ataque en Pocito por el que Gastón Lima perdió la vida, luego de agonizar por dos semanas en el hospital, uno de los detenidos, Matías David Iñón, quedó en el ojo de la tormenta después de que otros dos aprehendidos y varios testigos lo señalaran como el autor del crimen. 

Este jueves por la mañana, dos sujetos que están sospechados de haber agredido a la víctima se entregaron en la Fiscalía y en sus primeras declaraciones habrían apuntado contra Iñón, al igual que lo hicieron testigos del hecho ocurrido el pasado 27 de marzo en el interior de la Villa Huarpes. Se trata de Kevin Torres y de Ismael Alberto Blanes, quienes no dudaron en decir que Iñón lanzó la piedra que impactó en la cabeza de Lima y posteriormente le provocó la muerte. 

Según el informe de autopsia, el joven de 24 años sufrió un traumatismo múltiple tras el golpe que recibió en su cráneo y ello desencadenó su muerte 13 días después, cuando el 9 de abril, a las 7.30 de la mañana, perdió la vida. 

Acorde a los elementos de convicción la Fiscalía destacó durante la primera audiencia de formalización, que fue presidida por la jueza Celia Maldonado, que la agresión contra Lima y Maximiliano Quiroga fue premeditada y que la víctima nunca pudo defenderse, no tuvo tiempo de hacerlo. "Entendemos que fue deliberado", sostuvo Adrián Riveros. Por esa razón, pidieron que se lo investigara por los mismos agravantes que le achacaron al primero de los imputados, Gonzalo Martín Núñez.

Este último, que cayó tras las rejas en un allanamiento, también habría apuntado contra Iñón identificándolo en la escena. Dijo que fue él quien lanzó el piedrazo mortal. 

A su defensa, el sujeto de 21 años sindicado como el autor del asesinato declaró frente a la jueza y negó haber intentado acabar con la vida de Lima. Su abogada, María Filomena Noriega, solicitó la prisión domiciliaria por el estado de salud de su defendido, quien padece asma y sinusitis. 

 

 

 

Comentarios