Femicidio

Familiares despidieron en las redes al femicida de Brenda Flores: un video y mensajes de dolor

Marcelo Vilchez, un empleado municipal de 43 años, se quitó la vida después de apuñalar y matar a su pareja. Los mensajes que se viralizaron.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 22:16

Durante el fin de semana, familiares despidieron al femicida que mató de 15 puñaladas a su pareja y madre de sus hijas, Brenda Flores. Se trata de Marcelo Vilchez, el empleado municipal e 43 años que cometió el atroz crimen en la madrugada del viernes en Media Agua y luego se suicidó. 

El entorno más cercano al changarín utilizó el crespón de luto en sus perfiles de Facebook y le dedicó mensajes de dolor. "Que brille para ti la luz que no tiene fin", decía uno de los posteos. 

También le dedicaron un video con imágenes suyas: en una de ellas aparece junto Brenda, la víctima. "Fue un gran amigo", "Qué dolor más grande tenemos", "Es un dolor muy profundo", son algunos de los mensajes que acompañaron el posteo que compartió una de las hermanas de Vilchez. 

EL CASO

Según las pericias, el cadáver de Brenda acusó 15 heridas cortopunzantes, distribuidas principalmente en el área del abdomen, cuello y tórax. El acto fatal perpetrado por Vilchez, que ya tenía denuncias por violencia de género de ex parejas, sucedió a las 8 del viernes en la casa familiar. No se sabe si la hija de apenas tres años de la pareja vivenció el momento de extrema violencia. Lo cierto es que ella encontró la dantesca escena del crimen ni bien se había concretado y acudió en busca de ayuda. 

La pequeña, aterrorizada porque "mamá y papá no se mueven" salió rumbo a la precaria vivienda de su tía -hermana del asesino y difunto- que está ubicada en el patio trasero de la casa donde tuvo lugar el asesinato. Las fuentes indicaron cómo estaba organizado cada cuerpo en la interior del domicilio y la foto que apreciaron con dolor la niña y la tía. 

Según señalaron las fuentes, el cuerpo de Brenda -o "Pechu", como la apodaban sus amistades- estaba en la habitación de uno de los chicos, apenas con una remera y desnuda en la parte inferior. Eso daría espacio a pensar, aunque no es fehaciente, que el femicida intentó abusar de ella. No obstante, no hay acceso carnal. A los pies, en medio de un charco de sangre fresca, el arma: un cuchillo de carnicero.

En tanto, el cuerpo de Vilchez estaba en la habitación matrimonial. Se había ahorcado con alambre. Yacía en la cama que hasta hace poco había compartido con la víctima fatal. Tenía puesta una remera y un short, y estaba descalzo. 

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias