presunto crimen

Quiénes son las 'viudas negras' y cómo cazan en San Juan

Los días de cobro de jubilados y pensionados son el momento ideal para detectar a sus víctimas, que siempre son hombres mayores de edad a quienes seducen y hacen caer en sus redes.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 14:39

La mujer detenida y señalada como la principal sospechosa en el caso del jubilado hallado muerto en Chimbas, Irma del Rosario Calivar, fue identificada como una 'viuda negra' que seduce a sus víctimas con el único objetivo de obtener beneficios económicos, un tipo de estafa que pocas veces se denuncia por vergüenza en San Juan, según apuntaron fuentes policiales.

Tal y como publicó Tiempo de San Juan, la aprehendida que fue vista con el anciano fallecido -Carlos Luis Arena- cuenta con antecedentes penales de este tipo que datan de 2018 y 2019. Entre julio y octubre del año pasado sedujo a seis abuelos, a cinco de los cuales drogó con un medicamento, y les robó el dinero de sus jubilaciones a la salida de los bancos. 

Fuentes de la División de Defraudaciones y Estafas detallaron que el modus operandi de estas delincuentes es orquestar un encuentro que parezca casual con sus víctimas, que siempre son hombres jubilados. Los días de cobro de jubilaciones y pensiones son el momento ideal para detectar a sus víctimas.

En las inmediaciones de las entidades bancarias, provocan encuentros supuestamente accidentales y, tras el primer contacto, estas mujeres que suelen tener entre 40 y 45 años -quizás las haya más jóvenes- entablan algún tipo de conversación para generar cercanía con sus presas.

Una vez que lograron captar a sus víctimas, simulan tener un interés de intimar con los abuelos a quienes convencen de extraer dinero, sacar préstamos o comprar electrodomésticos con tarjetas de crédito a su nombre. Tras haber compartido un café, las 'viudas negras' logran sus cometidos aunque en pocas oportunidades los damnificados se animan a radicar las denuncias. 

"Hace un año se recibieron denuncias de este tipo. Son pocas las que se registran, pero no porque no sucedan sino porque las víctimas no quieren denunciar", indicaron. 

Carlos Luis Arena, el anciano presuntamente asesinado  

Según explicaron, cada vez que alguien se atreve a dar aviso a las autoridades, personal policial inicia el despliegue con la investigación y al primer recurso al que recurren es a las cámaras de seguridad en comercios y calles. Allí no sólo identifican a las maestras de la seducción sino que también desmantelan su hábil accionar que camina entre la delgada línea del delito, ya que sus en algunas ocasiones resulta complejo evidenciar la manipulación. 

"En las grabaciones se observa a los acianos realizar las operaciones por convencimiento propio, sin que alguien más ofrezca algún tipo de presión. Como el acto es voluntario, es complejo demostrar el engaño", aseguraron. 

Como la estafa es un delito excarcelable, mientras se investigan las denuncias y el proceso judicial avanza las imputadas permanecen en libertad. Los juzgados que intervienen son los de instrucción y la pena que el Código Penal que prevé para este delito va de 4 a 6 años. 

Irma es una mujer analfabeta de Chimbas y madre de niños pequeños que salía a la caza de hombres mayores. Con los registros penales que Calivar acarrea, es probable que la mujer haya estado en la mira antes de que encontraran el cuerpo sin vida de Arena en un descampado. La mujer que en otras oportunidades drogó a sus víctimas podría haber hecho lo mismo con el anciano de Santa Lucía y por ello permanece tras las rejas. Ella fue la última persona con la que vieron al hombre de 77 años que apareció muerto. 

 

 

 

 

Comentarios