Sala III de la Cámara Penal y Correccional

Asaltaron, golpearon, desnudaron y ataron a un árbol a sus víctimas: les llegó la hora

Fueron cinco los atacantes pero solo dos fueron detenidos por la Policía. Las víctimas conocían a los malvivientes, uno intentó hacerse pasar por miembro de la fuerza.
miércoles, 12 de agosto de 2020 · 17:38

El pasado septiembre de 2017 en Alto de Sierra, Santa Lucía, dos amigos de 17 años se encontraban fumando un cigarrillo en la puerta de la casa de uno. En un momento, dos sujetos los agarraron y los llevaron al fondo de la casa golpeándolos en la cara y amenazando a uno con un cuchillo en la garganta.

A pesar de que estos delincuentes iban con el rostro semicubierto, una de las víctimas reconoció a uno y le dijo “¿sos vos Negro?”, a lo cual este ladrón le respondió: “No soy el Negro, soy de la Brigada”, con claras intenciones de zafar y hacerse pasar por policía.

Seguido a esta situación, estos sujetos empezaron a desvestir a las víctimas y hasta usaron sus medias para amordazarlos. En ese trajín, que los ladrones le sustraían la ropa, llegaron tres delincuentes más. De los cuales, un damnificado reconoció a uno, conocido como “El Tarta”.

Uno de los jóvenes cansado de los ultrajes intentó levantarse, pero uno le propinó un culatazo en la cabeza. Con los dos muchachos en el piso, los cinco delincuentes los golpearon a mansalva. Acto seguido, agarraron un alambre y los ataron a uno de los parrales totalmente desnudos.

Uno de los malvivientes, todavía con sed de cometer delitos, ingresó a la casa del damnificado y le robó un televisor y un microondas. Luego los cinco ladrones huyeron y no se supo más nada de ellos.

Tras varios minutos, una víctima se libró del alambre que tenía atado al árbol y fue en busca de ayuda a su casa. Los padres rápidamente llamaron a la Policía. La fuerza de seguridad se presentó en el lugar y los damnificados dijeron quiénes habían sido los autores, nombrando a dos de ellos: Rubén “El Negro” Romero (25) y Cristian “Tarta” Páez (24), oriundos del asentamiento Pedro Echagüe.

Los efectivos fueron a la búsqueda de estos sujetos y fueron detenidos. Quedaron vinculados a la causa de robo agravado. Ahora, casi tres años después, fueron juzgados en la Sala III de la Cámara Penal y Correccional, en un juicio presidido por la jueza Silvina Rosso de Balanza.

Ambos sujetos fueron penados a cumplir 5 años de prisión efectiva por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego no apta para el disparo, en poblado y en banda en concurso real.

Comentarios