Por la pandemia

Cartón lleno: un pedófilo y violento delincuente también pide la prisión domiciliaria

Es Fernando Elías Fernández Santa Lucía, quien tiene una historia marcada por sus perversiones. El que denunció a penitenciarios por una golpiza dentro de la cárcel.
miércoles, 6 de mayo de 2020 · 23:37

La catarata de presentaciones solicitando prisión domiciliaria por el COVID-19, dio vía libre para que hasta los personajes más oscuros reclamen ese beneficio a la Justicia Federal de San Juan. En los últimos días, el que pidió irse a su casa fue un pedófilo y acusado de trata de personas. Un delincuente que también fue condenado por amenazar a dos nutricionistas del penal y que denunció a 11 penitenciarios por apremios ilegales.

Se trata de Fernando Elías Fernández Santa Lucía, quien cumple condena en el Servicio Penitenciario Provincial y que en la última semana solicitó al Tribunal Oral Federal de San Juan el beneficio de la prisión domiciliaria al considerarse dentro de la población en riesgo por la pandemia. Su caso ahora es estudiado por los jueces federales, que ya autorizaron a 14 presos por causas federales que cumplan su detención en sus domicilios o en casa de sus parientes.

Fernández Santa Lucía tiene muchas causas penales, de las consideradas graves. Este delincuente, de profesión enfermero, fue detenido el 9 de mayo de 2012 en el marco de un caso por supuesta trata de personas. Lo acusaron intentar vender a la hermana menor de su pareja, con la supuesta complicidad de ésta, de otra cuñada y de otro hombre. En el allanamiento en su casa en calle España, en Capital, encontraron armas de fuego y una foto en la cual aparecía abusando de su hijastro, en aquel entonces de 5 años. A raíz de esas pruebas  abrieron una causa penal en la Justifica Federal y otra en el fuero provincial.

En junio de 2014 fue llevado a juicio en la Sala III de la Cámara en lo Penal y Correccional de la provincial y lo condenaron a 14 años de prisión por el abuso sexual contra ese niño. Y es que en el debate se comprobó que Fernández Santa Lucía corrompía sexualmente a ese chico.

En otro juicio en el Tribunal Oral Federal de la provincia, el 26 de agosto de 2015 Fernández Santa Lucía fue condenado a 4 años de cárcel por tenencia y acopio ilegal de armas. En ese debate también se lo juzgó por trata de personas, por el hecho en el que supuestamente intentó vender y entregar a su cuñada adolescente. Sin embargo, los jueces entendieron que no existían pruebas suficientes y lo absolvieron por el beneficio de la duda. Ese caso no está cerrado: el fiscal de cámara apeló el fallo y consiguió que el Tribunal de Casación ordenara realizar un nuevo juicio contra el delincuente por esa causa. Ese juicio está pendiente.

Fernández Santa Lucía carga, además, con una tercera condena. En mayo de 2018, la juez Mónica Lucero lo condenó a 1 años de cárcel por amenazar de muerte a dos nutricionistas en el penal de Chimbas, en un hecho ocurrido el 11 de abril de 2017.

El reo es el mismo que en 2014 denunció que sufrió torturas dentro del penal de Chimbas por parte de los guardiacárceles, supuestamente con la complicidad o el encubrimiento del ex director de la cárcel y médicos. Ese caso todavía está en juicio y son 11 los funcionarios acusados.

Federico Cecilio Fernández Gizzi, su padre, y su hermano Sergio Daniel Fernández Santa Lucia también están presos. Los dos fueron condenados a 17 y 14 años de prisión, respectivamente, por el asesinato a puñaladas del abogado Francisco Sirera la noche del 19 de mayo de 2014, en Trinidad, Capital.

Comentarios