El paso a paso

Escalofriantes detalles del ataque de una madre contra sus tres hijas en Rivadavia

El hecho se dio entre las 14 y las 19 de este martes. Unos estados de WhatsApp de la mujer salvaron a las nenas.
martes, 7 de enero de 2020 · 23:21

En la siesta de este martes, y durante casi cinco horas, reinó el terror en un consorcio del conocido barrio Del Bono Green, en Rivadavia. Precisamente, fue en la manzana 5, Lote 10. Allí, M. M., una mujer de 27 años se atrincheró con sus tres hijitas -de 5, 2 y 1 año- y dejó abiertas las cuatro hornallas de su cocina con intenciones de quitarse la vida y matar a las chiquitas.

Según indicaron fuentes policiales, fue el suegro de esta mujer quien se percató que en esa vivienda algo no andaba bien. Justamente, había visto unos estados en el WhatsApp de la mujer con unos mensajes extraños, "como despidiéndose de sus contactos", arriesgó un efectivo.

Ingreso al barrio.

De inmediato, el hombre se fue hasta la vivienda donde estaban sus nietos, escuchó los gritos de los chicos, quiso ingresar al domicilio pero sus intentos fueron en vano. Rápidamente, se comunicó con el 911. Afortunadamente, un patrullero se encontraba de recorridas por el centro comercial Walmart -es decir, a unos pocos metros del hecho- y se fue hasta el hogar para tratar de controlar la situación.

Debido a que la mujer no les abrió la puerta, los policías decidieron derribarla para salvar a los chicos. Cuando ingresaron se encontraron con un panorama aterrador. "Estaban abiertas las cuatro hornallas de la cocina, era muy fuerte el olor a gas que había y las nenas estaban a los gritos. Ya se estaban descomponiendo, al igual que la mujer", recordó una fuente policial.

MM, al ver que los pesquisas ya habían ingresado, agarró a la menor de sus hijas y siguió con su atrincheramiento en una de las habitaciones. Esta vez, la mujer fue un poco más allá: tomó un cuchillo y se lo puso en el cuello a la pequeña, dijeron las fuentes. El avance policial era importante y, por eso, la madre buscó esa forma de zafar de los efectivos.

El departamento del horror.

Tras una serie de conversaciones, los uniformados lograron quitarle el cuchillo de sus manos y pudieron atrapar a la mujer. Inmediatamente, trasladaron tanto a la mujer, como a sus tres hijitas, hacia el hospital Rawson. Los atendieron, los dejaron fuera de peligro. La madre quedó internada con custodia policial ya que, una vez dada de alta, irá a los calabozos de la Comisaría 13ª. Por su parte, a las pequeñas las dejaron en un hogar de niños, afirmaron en la Fuerza.

En el caso ya tomó intervención el juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción, quien mandó a detener a la joven madre por el delito de intento de homicidio contra sus propias hijas. Las horas de terror fueron entre las 14 -momento en que el suegro observó los estados de WhatsApp- y las 19, cuando personal de Criminalística y de Bomberos de la Policía de San Juan terminaron con las pericias legales correspondientes.

Según contaron las fuentes consultadas, este ataque de la mujer habría surgido producto de su separación con su marido. Hace poco habían terminado la relación y ésto habría sido el detonante. Su ex pareja y padre de las tres nenas es empleado minero y, al momento del hecho, se encontraba en su lugar de trabajo. Fue avisado de lo ocurrido y ya estaría viajando hacia Rivadavia para hacerse cargo de sus hijos.

Comentarios