Uniformados en problemas

Apremios ilegales: hay videos de la supuesta agresión de los policías en la comisaría de Pocito

Son efectivos de la seccional 7º y del Comando Sur, que está imputados por la golpiza que sufrió un contraventor en el interior de esa dependencia de Pocito.
jueves, 8 de agosto de 2019 · 22:51

Una investigación judicial por presuntos apremios ilegales dentro de la Seccional 7ma de Pocito, derivó este jueves en la detención cinco policías de esa dependencia y dos del Comando Sur. Es en relación a un caso por la presunta golpiza que sufrió un detenido, que cayó preso por una simple contravención. La prueba contra los uniformados serían unos videos de las cámaras de seguridad de la propia comisaría, que registraron la agresión, reveló una alta fuente del Gobierno. La Subsecretaria de Control de Gestión ya inició un sumario administrativo contra los involucrados, que quedaron alojados en la Central de Policía.

La orden de detención la libró el juez Pablo Flores, del Segundo Juzgado de Instrucción, y los involucrados son un oficial subinspector, dos cabos y dos agentes que estaban de guardia en la Seccional 7ma y otro cabo y un agente del Comando Sur, aseguraron fuentes policiales.

La supuesta agresión se produjo entre la noche del 20 y la madrugada del 21 de junio último después de que los policías arrestaran a un joven, de alrededor de 25 años, por una falta contravencional de tránsito en la villa cabecera de Pocito. La versión oficial señala que aparentemente se suscitó una discusión entre el contraventor y los uniformados, y eso parece que enardeció a estos últimos.

Esto fue lo que denunció la víctima, que relató que los uniformados lo llevaron a la Seccional 7ma y una vez adentro lo golpearon estando en el pasillo y dentro del calabozo. Como resultado de la supuesta paliza, el muchacho terminó con lesiones en un pómulo, la nariz y el abdomen, explicó el responsable de la Dirección de Investigaciones de la Subsecretaria de Control de Gestión, Horacio Lucero.

Cuando recuperó la libertad, el damnificado se presentó en la fiscalía de turno y denunció la golpiza supuestamente propinada por los policías. Eso activó una investigación por parte del juez Pablo Flores que, entre otras medidas, pidió un informe médico el cual constató las lesiones. También ordenó que secuestraran las grabaciones de las cámaras de seguridad  ubicadas dentro de la dependencia. Sobre esto, altas fuentes policiales y del Gobierno señalaron que en esos videos se ve la agresión de los uniformados contra el civil.

A partir de la denuncia, el informe médico y los videos, el juez Pablo Flores dispuso este jueves que detuvieran a los policías involucrados. Algunos por la agresión, dado que la víctima aseguró que serían dos o tres los que le pegaron, y a otros por encubrimiento o posible incumplimiento a los deberes de funcionario público en razón de que estaban presentes en la comisaría mientras sucedía el ataque, explicó un funcionario.

Comentarios