Presunto pervertido con uniforme

Un policía preso por presuntos abusos a su hijastra y la mamá acusada de encubrirlo

Es un oficial subinspector de la fuerza provincial. Pesan graves imputaciones en su contra, habría hasta mensajes de acosos. La mujer presionó a la joven para que se retractara.
miércoles, 14 de agosto de 2019 · 22:49

Una causa penal por presuntos abusos sexuales contra una adolescente tiene como principal acusado y detenido a su padrastro, un oficial de la Policía provincial, y a su madre imputada de encubrimiento. Y es que la mujer, en vez de ponerse del lado de su hija de 16 años, supuestamente la presionó para que se retractara de la denuncia.

La investigación, iniciada meses atrás, se maneja con mucha reserva en el Primer Juzgado de Instrucción. El policía en cuestión es un oficial subinspector de 40 años, cuya inicial del apellido es M (no se lo identifica por resguardar a la víctima), que prestaba servicio en la Seccional 16ta de Calingasta y que actualmente se encuentra detenido en una dependencia policial de Chimbas.

El caso comenzó a investigarse en diciembre pasado después de que la chica contara a su novio sobre los abusos que padecía por parte de su padrastro. Esto llegó a oídos de la madre del chico, quien recurrió a la Policía y luego al Centro A.NI.VI. para denunciar lo que estaba pasando. Se activó todo el mecanismo para acercarse a la víctima y lograron que declare en Cámara Gesell, pero sorprendentemente ésta negó haber sufrido abusos en su casa en Chimbas. La duda quedó porque la chica se mostraba insegura y titubeaba.

El juez Alberto Benito Ortiz continuó investigando y al tiempo el novio y la madre de este ratificaron los dichos. Es más, habrían presentado capturas de mensajes de texto a través de los cuales el oficial supuestamente acosaba a la chica, además de los supuestos ultrajes. La adolescente también se convenció y se animó a declarar nuevamente en el ANIVI, fue en esa entrevista que contó que su padrastro la sometía y venía de hace tiempo. En medio de todo eso, la mamá de la chica la presionó de todas las formas y trató de convencerla de que cambiara sus dichos para salvar a su pareja, pero fue en vano.

Por otro lado, el informe de los psicólogos revelaron que la adolescente no fabulaba ni mentía, que su relato era coherente y que ella presentaba rasgos de un trauma producto de un posible delito contra la integridad sexual, revelaron fuentes del caso. Eso dio elementos suficientes para que el juez Ortiz ordenara la detención del oficial de Policía, que fue apresado en Calingasta. También fue por la madre, a la que imputó el presunto delito de encubrimiento por su actitud de querer torcer la voluntad de la chica para favorecer al presunto pervertido.En las próximas semanas, el magistrado puede resolver la situación procesal de ambos, mientras tanto el oficial continúa detenido.

 

Comentarios