En Caucete

Por una nota de Historias del Crimen, atrapan un homicida prófugo

Es Cristian Paredes, quien mató a su pareja Jésica Quiroga en 2007. Su caso fue publicado el lunes en este medio y a través de la nota los policías de Caucete descubrieron que el sujeto andaba libre en ese departamento. Hoy lo capturaron.
martes, 13 de agosto de 2019 · 21:36

La última nota de Historias del Crimen en TIEMPO DE SAN JUAN permitió localizar y detener a un homicida condenado a prisión que estaba prófugo del penal de Chimbas desde el año pasado. Se trata justamente de un sujeto de apellido Paredes, quien asesinó a Jésica Quiroga en 2007 y cuyo caso fue relatado el lunes último en este medio. Los policías de la Brigada Este leyeron la publicación, ahí también vieron la foto del criminal y se dieron cuenta que éste andaba libre por Caucete, pese que estaba declarado prófugo.

La Historia del Crimen de esta última semana contó el caso de femicidio de Jésica Deolinda Quiroga (20), una joven mamá que fue ahorcada por su pareja Cristian Rolando Paredes (20) en un descampado cercano al barrio Niquizanga, en Caucete, el 21 de mayo de 2007. El hombre la mató con una media de nylon que le puso en la cabeza y un alambre que enroscó en el cuello. Después arrastró el cuerpo hasta el costado de un árbol y lo cubrió con ramas y chalas de cañas.

A partir de ese momento armó su coartada. Fue a la casa de la familia de la joven y les dijo que la chica se había ido a la casa de un tío en Bermejo, también sembró otras pistas falsas. Aseguró que no la vio más. Luego entró en sucesivas contradicciones y el 27 de mayo fue detenido. El 31 de mayo declaró un amigo suyo, que le escuchó decir que había ahorcado a Jésica. Eso arrinconó a Paredes, que se quebró y confesó el crimen y el lugar donde estaba el cadáver.

Cristian Rolando Paredes fue juzgado en abril de 2009 en la Sala II de la Cámara Penal y un juez lo condenó a 22 años de prisión por el delito de homicidio simple. Desde entonces estaba preso, pero a fines de 2017 empezó a gozar de los beneficios de salidas transitorias. Así lo hizo por un tiempo hasta que el 18 de febrero de 2018 salió del penal de Chimbas y no regresó más. Al tiempo pidieron su captura, pero aparentemente por un problema de comunicación no lo buscaron demasiado. Y si bien no se exponía mucho, Paredes andaba tranquilo por Caucete.

Los policías de esa zona no sabían que este hombre estaba prófugo. La sospecha surgió a partir de la publicación del caso de femicidio de Jésica Paredes, en las Historias del Crimen de TIEMPO DE SAN JUAN, dado que vieron la foto de Cristian Paredes -ahora de 36 años- y les pareció haber visto a ese sujeto en las calles de Caucete. Los investigadores de la Brigada Este, al mando del comisario mayor Gregorio Díaz –jefe de la Regional Este-, empezaron a hacer averiguaciones y descubrieron que efectivamente estaba prófugo del penal desde febrero de 2018. Este martes empezaron investigar sus posibles paraderos, de esa forma establecieron que estaba en una casa de Villa Palacios y en horas de la tarde lo apresaron. Era probable que esta misma noche lo llevaran de regreso a la cárcel.

Comentarios