Video

Habló la madre de las niñas abusadas en Caucete: "Si el "Chingolo" hizo todo eso, que pague en la cárcel"

Marta tiene 39 años, no sabe leer ni escribir. Dijo que nunca ejerció la prostitución adelante de sus hijas, que se tuvo que ir del barrio donde vivía porque la amenazaron con quemarle el rancho. 'Quiero ver a mis niñas', añadió.
martes, 16 de julio de 2019 · 15:20

Su nombre quedó en el ojo de la tormenta luego de que sus tres hijas fueran presuntamente raptadas en Caucete por Mario "Chingolo" Ortiz. Luego trascendió que en la cámara gesell una de las nenas reveló que fueron obligadas a practicarle sexo oral al sujeto, que está alojado en el Penal de Chimbas y se negó a declarar ante el juez. La Justicia decidió retirarle la custodia a Marta tras la declaración de las pequeñas. La madre de las niñas decidió romper el silencio. En diálogo con Tiempo de San Juan, pidió que le permitan ver las nenas, que tiene una comadre dispuesta a hacerse cargo de las tres. También habló sobre el "Chingolo", para quien pidió cárcel en caso de que se compruebe que abusó sexualmente de las menores. 

Marta es de 25 de Mayo pero se fue a vivir a Caucete hace pocos meses. Contó que tuvo 10 hijos, dos de ellos fallecieron. Los primeros cuatro se quedaron al cuidado del padre, un varón se quedó con su abuela y las últimas tres pequeñas son las que vivían con ella hasta que se las llevó el "Chingolo" Ortiz y revelaron que fueron abusadas. 

La mujer tiene 39 años, no sabe leer ni escribir. "Me quedé embarazada a los 13 años, después tuve tres niños más con ese hombre. Me llevó a vivir a El Encón, ahí vivía con otra mujer. Era un rancho de lata, que se llovía y encima me pegaban", recordó. Luego vivió en varios lugares hasta llegar a Las Talas, Caucete. 

Ella desmiente haber ejercido la prostitución adelante de sus hijas. "Nunca fui eso, si hubiera sido puta tendría muebles aunque sea, tengo una mesa y una silla nomás. Si hubiera sido eso hubiera tenido para darle algo a mis hijas", agregó. 

Sobre Ortiz, indicó que tuvo una relación en el pasado, que ella siempre le preguntó a las niñas sobre el sujeto pero que ellas nunca le contaron nada. "Yo siempre les preguntaba si él les hacía algo, en el hospital también pero ellas me decían que no. Si es así, que pague por lo que hizo ¿cómo lo voy a defender? Sólo quiero que el juez me devuelva a mis hijas porque sé que ellas preguntan por mí. No quiero que las separen, cómo las van a separar si ellas siempre han estado juntas", apuntó. 

Recientemente abandonó el rancho en el que vivía con sus hijas en Caucete. Dijo que se fue porque los vecinos la amenazaban con quemarle la casa con ella adentro y hasta con matarla. 

 

Comentarios