Escándalo en la fuerza de seguridad

Un juez ya investiga a dos comisarios y otros policías por posible desguace de vehículos en el depósito judicial

La fiscal Claudia Salica, que intervino en la causa del Primer Juzgado Correccional por el uso indebido de una camioneta, pidió que se investiguen el desguace de vehículos. El caso recayó en manos del juez del Quinto Juzgado de Instrucción.
viernes, 1 de noviembre de 2019 · 07:10

Se activó la tercera causa penal contra el ex jefe del depósito judicial de 9 de Julio y el escándalo en la Policía es más grande. El juez Benedicto Correa empezó a investigar en el Quinto Juzgado de Instrucción al comisario Gustavo Padilla y a otros tres policías por la posible sustracción de autopartes de ese predio. La acción fue promovida por la fiscal Claudia Salica que, a partir del caso del supuesto uso indebido de una camioneta y costó el procesamiento del jefe policial, entendió que surgieron sospechas de la comisión de delitos más graves como el desguace de vehículos.

La fiscal Salica tiene en la mira al comisario Gustavo Padilla, ex jefe del depósito judicial de 9 de Julio, y al chofer de esa dependencia, el sargento Néstor Fabián Gómez. Concretamente pidió que a estos dos policías se los investigue por los delitos de peculado (una de las formas de malversación de caudales públicos y efectos que están bajo su custodia), administración infiel o fraudulenta de bienes bajo su custodia y estafa agravada, indicaron allegados al caso. También apuntó contra el ex jefe y ex segundo jefe del Departamento Asuntos Judiciales, de quien depende el depósito judicial, el comisario mayor Roque Zárate (actualmente de licencia y en espera de su retiro) y el subcomisario Esteban Gómez (ahora en la Seccional 25ta) por presunto encubrimiento e incumplimiento a los deberes de funcionarios públicos.

Existe la sospecha de que el comisario Padilla y el sargento Gómez se aprovechaban del poder que tenían dentro del predio y sacaban partes o repuestos de los vehículos radiados, señalaron fuentes judiciales. Y esto surgió a partir de los testimonios brindados por otros policías de la repartición que declararon en la causa por el presunto uso indebido de una camioneta Toyota Hilux que estaba en poder del comisario Padilla y que le costó a éste último el procesamiento. Esos efectivos revelaron sobre ciertos manejos irregulares por parte del jefe y hasta aportaron un video en el que se ve a Padilla y a Gómez aparentemente sacando parte de un rodado. El comisario mayor Zárate y al subcomisario Gómez se vieron salpicados en el escándalo porque, según los testimonios, los subalternos del depósito pusieron al tanto a estos jefes policiales de lo que estaba pasando y no hicieron nada.

Ahora todo está en manos del juez Benedicto Correa, quien tendrá que evaluar si hay elementos suficientes para imputar algún delito a estos cuatro policías. Un problema más para el comisario Padilla, que se encuentra procesado en el Primer Juzgado Correccional y detenido por presunto abuso de autoridad e incumplimiento a los deberes de funcionario público a raíz del uso de esa camioneta Toyota que estaba en calidad de secuestro en el depósito judicial.

 

Comentarios