Escándalo en la fuerza de seguridad

Cae preso otro policía y ya son 5 los involucrados en la causa del depósito judicial

Es el segundo jefe de ese predio. Lo detuvieron este lunes a la mañana. El juez Juan Pablo Ortega estaría ampliando la investigación por otras irregularidades, además del uso indebido de una camioneta.
lunes, 7 de octubre de 2019 · 19:14

Cuanto más hurga el juez Juan Pablo Ortega, aparentemente detecta más irregularidades dentro del depósito judicial de 9 de Julio y pone la mira en más policías. Este lunes a la mañana ordenó detener al segundo jefe de ese predio, un oficial principal que trabajaba con el comisario sospechado de usar una camioneta secuestrada para fines particulares.

El último detenido es el oficial principal Ulises Chirino, quien era el que le seguía en responsabilidad al comisario Gustavo Rodolfo Padilla en esa dependencia. Este último es el principal sospechoso y estuvo 48 horas incomunicado en el marco de la investigación que se le sigue, en principio, por abuso de autoridad y falta a los deberes de funcionario público después de que le encontraran una camioneta Toyota Hilux –que estaba en el depósito judicial- en su domicilio en Desamparados, Capital. Tenía ese vehículo en su casa pese a que hacía casi un mes que estaba suspendido y apartado del depósito de 9 Julio, cuando el rodado le había sido entregado por el juez Pablo Flores para el trabajo en esa repartición.

Este caso, que investiga el juez Ortega en el Primer Juzgado Correccional, fue un desprendimiento de otra causa que se instruye en el Segundo Juzgado de Instrucción y que se denunció a principio de septiembre a raíz de un auto Chevrolet Corsa que se retiró del depósito de forma irregular. La sospecha es que el comisario Padilla en complicidad de un oficial de apellido Oro, de la Seccional 3ra, falsificaron la firma del jefe de esta última comisaría para sacar el vehículo sin orden judicial. Ese coche después apareció en manos de Padilla.

La Subsecretaria de Control de Gestión abrió un sumario interno por ese hecho y en las averiguaciones estableció que Padilla andaba en una camioneta Toyota que estaba en el depósito judicial y la tenía en su casa. Eso motivó una segunda denuncia por el supuesto uso indebido de ese rodado y ahí intervino el juez Juan Pablo Ortega, que ordenó detener a Padilla el viernes último. Después detuvo a un agente de apellido Cárdenas y a un sargento de apellido Flores. Este último fue liberado este domingo. También el domingo -pero en la noche- detuvieron al sargento Néstor Gómez, señalado como el “mano derecha” de Padilla. Y este lunes a la mañana apresaron al oficial principal Ulises Chirino, segundo en la cadena de mando en el predio de 9 de Julio.

Versiones que surgieron de allegados al caso indican que el juez Juan Pablo Flores habría detectado otras irregularidades dentro del predio, no solamente el mal uso de esa Toyota radiada, y estaría ampliando la investigación. Por eso no descartan que haya otros delitos y más implicados.

Comentarios