FALLO DEL JUEZ BENEDICTO CORREA

Procesado por el abuso que conmovió a Las Casuarinas

Se trata del sujeto que en mayo último abordó a una mujer que había salido a correr. Hacía cuatro meses que había salido del Penal por varias condenas. Por Gustavo Martínez Puga.
martes, 29 de septiembre de 2015 · 06:57
Por Gustavo Martínez Puga

"Sos linda,  pero te voy a tener que matar"; "dame el celular, pero igual te voy a matar y te voy a violar". Luego le metió una trompada a la mujer, la tiró al suelo y le bajó la calza y la ropa interior. Para la mujer fue tremendo. Esas palabras, y el tono del hombre, le quedaron grabadas para siempre a la vecina de la localidad de Las Casuarinas, departamento 25 de Mayo. Por eso fue que en cuanto lo escuchó hablar en Tribunales, no dudó en reconocer que era el mismo sujeto. Minutos más tarde, y pese al gran revuelo que armó en el juzgado para evitar ser sometido a una rueda de personas, la víctima no dudó en señalarlo entre los hombres que le habían puesto.

Ese dato, sumado al testimonio de una vecina que la vio esconderse en un basural tras el ataque sexual, más los peritajes médicos que confirmaban las lesiones que sufrió la mujer durante el abuso, no hizo dudar al juez Benedicto Correa de estar frente al autor del hecho.

Por ese motivo es que el juez Correa decidió "ordenar el procesamiento, con prisión preventiva, contra Oscar Francisco Ibáñez  (48) por los delitos  Abuso Sexual con Acceso Carnal en grado de Tentativa y Robo en Despoblado, en concurso real”.

De esa manera, el "Rubio” Ibáñez, como lo conocían todos, quedó preso y procesado por dos delitos graves, ya que además del abuso sexual también lo procesaron por el robo del celular de la víctima.

Y el juez Correa le dictó el procesamiento con prisión preventiva por los antecedentes del sujeto.

Es que ya tenía condenas anteriores, por lo que legalmente no se lo puede beneficiar con una excarcelación. Pero, además, el "Rubio” Ibáñez dio señales de ser un tipo complicado: en primer lugar, cometió grave abuso sexual a solo cuatro meses de haber recuperado la libertad. Y, además, en el mismo juzgado armó un lío tremendo cuando fue a ser sometido a una rueda de personas, a tal punto que debieron reforzar la custodia policial porque pateó escritorios y computadoras.

CONMOCIONANTE

El hecho se produjo el 18 de mayo último, entre las cuatro y las cinco de la tarde, en las inmediaciones de las calles Enfermera Medina y Calle 9.

La mujer había salido a correr y escuchaba música con su teléfono celular cuando el sujeto se le puso a la par. Tras hacerle algunas preguntas, la golpeó y la manoseó. Luego se masturbó encima de ella y la obligó a que lo observara. Para que no llamara a la policía, le robó el celular.

Si bien no hubo penetración, la figura del abuso sexual es subsidiaria con ella y se configura el abuso sexual ultrajante, porque la víctima vio damnificada su integridad sexual.

A raíz de ese hecho, el pueblo de La Chimbera salió a manifestarse públicamente en las calles para exigir Justicia.

Tras ser identificado el "Gringo” Ibáñez, el mismo intendente salió a decir públicamente que el municipio le había dado una oportunidad laboral y lo tuvo que sacar por todos los problemas que había generado.

Galería de fotos

Comentarios