NARCOTRÁFICO

El “Oso”, María Luisa y el misterio de la droga sin dueño

Para la policía, son dos viejos conocidos en el ambiente del narcotráfico. Judicialmente, ella viene de zafar y él de una condena. Ahora los engancharon con 1,300 gramos de droga, pero nuevamente podrían quedar desvinculados.
domingo, 15 de noviembre de 2015 · 11:57

Por Gustavo Martínez Puga 

La policía llegó a la casa 6 de la manzana E del Barrio Echeverría, en Concepción, con una orden de allanamiento del Primer Juzgado de Instrucción por la denuncia de un robo. Y, cuando revisaban la vivienda, el agente Martín William vio que un hombre huía de la casa saltando una medianera del fondo y arrojando una bolsa de nylon color rosada. Al revisarla, previa convocatoria a Drogas Ilegales, comprobaron que contenía un ladrillo con 1,232 kilos de marihuana y 18 tubos que sumaban un total de 43 gramos de cocaína. A partir de ese momento, Raúl Armando Silva (58), conocido por el apodo "Oso”, y María Luis Camargo (51) quedaron nuevamente detenidos por la presunta comercialización de drogas.

Días después, con la asistencia de los abogados Ricardo Moine y Sandra Leveque, el "Oso” Silva y María Luisa Camargo fueron llevados al Juzgado Federal y declararon al pie de la letra lo que decía el acta policial labrada el 7 de noviembre último. Y basaron su relato defensivo en ese documento oficial: ambos negaron tener algún vínculo con esa droga y dijeron desconocer al hombre que huyó del interior de su casa por los fondos.

A simple vista, suena totalmente increíble que ambos no sepan quién era el sujeto que escapaba desde su casa saltando paredes, en medio de un allanamiento policial.

Pero, legalmente, todo indica que no es una mala estrategia porque habrá que ver cómo el juez encara el caso y qué pruebas logra juntar para poder probarles que esa droga les pertenecía a Silva y a Camargo y así vincularlos legalmente al caso, sobre todo si se tiene en cuenta que el presunto dueño de la bolsa con la evidencia fue visto por un policía cuando escapaba y tiraba la sustancia ilegal.

Otra prueba que los abogados podrían usar a favor de Silva y Camargo se basa en un posible error judicial: la orden de allanamiento.

Ya mandaron a pedir al Primer Juzgado de Instrucción de la justicia provincial el expediente. Quieren ver si esa orden de allanamiento tiene o no una resolución fundada por el juez Benito Ortiz. Si está ésa resolución, no habría nada irregular. Pero si no, sería otro motivo para que Silva y Camargo zafen.

Justamente, María Luisa Camargo sabe muy bien de qué se trata: en marzo último la policía provincial la detuvo, también en su casa del Barrio Echeverría, con 70 cápsulas de cocaína. Pero en julio último fue puesta en libertad por el juez federal Gálvez porque la orden de allanamiento no tenía una resolución fundada del juez del Tercer Juzgado de Instrucción de la justicia local.

En esa oportunidad la policía allanado la casa de María Luisa Camargo buscando a su hija Antonella, buscada por haber vaciado el cargado de un revólver en el cuerpo de su pareja por una infidelidad, sin haber logrado el objetivo de quitarle la vida.

Además de ese antecedente, y por los de otra hija y de un yerno, en la policía local siempre tuvieron en la mira a María Luisa Camargo por el tráfico de drogas. Sin embargo, la mujer no tiene ni condena ni un procesamiento en su contra.

Mientras que su novio, el "Oso” Silva, sí cumplió una condena por narcotráfico en el 2004. Para los investigadores, siempre siguió ligado a ese mundo oscuro, pero hasta ahora nunca se lo pudieron volver a probar.

 

Galería de fotos

Valorar noticia

Comentarios