captura

Detuvieron en Córdoba a un reconocido estafador buscado por la policía

Se trata de Juan Manuel Jofré, quien cayó preso en Córdoba, buscado por estafas reiteradas. Además cuenta con una denuncia por violencia de género que le realizó su pareja de aquel momento, Vanesa.
miércoles, 28 de octubre de 2015 · 08:43
La policía detuvo en los últimos días a un reconocido estafador de la provincia, Juan Manuel Jofré, quien era buscado por la policía.
 
Jofré fue apresado en Córdoba y traído a San Juan para quedar alojado en la Central de Policía, dijeron fuentes de la investigación a Tiempo de San Juan.
 
En Córdoba quedó detenido por estafas, sobre todo con vehículos, y por la denuncia que realizó su pareja, Vanesa Dadal, por Violencia de Género. Trascendió además que la defensora del detenido sería la misma Dadal, pero aún no está confirmado.
 
Mientras tanto la causa en la provincia cayó en manos de Defraudaciones y Estafas, quien investiga los delitos por los que era buscado el prófugo.

Quién es Jofré.
Esta es una nota realizada en la web de Tiempo de San Juan.
 
INVESTIGACIÓN

Cómo operaba el estafador con autos más importante de los últimos tiempos

Básicamente, intercambiaba figuritas, pero de las malas: entregaba autos robados con papeles cambiados; cheques falsos y revendía autos que recibió por vehículos robados. El complejo mundo de Juan Manuel Jofré, el sujeto al que le secuestraron 12 autos de alto valor.Por Ana Paula Zegaib

Cómo operaba el estafador con autos más importante de los últimos tiempos

Los investigadores de la Brigada Sur debieron ir siguiendo una cadena de eslabones que un hombre armó a partir de seis autos robados. Entre "pase y pase” esos seis autos se transformaron en 11 que ya fueron recuperados. Por ahora hay dos detenidos, Juan Manuel Jofré –sindicado como el líder de la organización- y su sobrina. Y un prófugo, pero la policía cree que hay más. Tiempo de San Juan reconstruyó todo el mapa de la banda de estafadores de autos más escandalosa de los últimos tiempos.

LA BANDA
Jofré fue encontrado por la "vendeta” de una ex novia que le avisó a la policía que Jofré estaba en un café del centro con su abogado, el doctor Saldivar. Así los investigadores pudieron atrapar al estafador que venía siendo buscado desde hacía un par de semanas en los domicilios legales que se le conocían. Según la policía, este hombre había sido detenido en febrero por una denuncia de estafa, pero judicialmente la denuncia no habría prosperado y Jofré figura sin antecedentes.
También fue detenida Ximena Romina Sandez, la joven de 21 años, estudiante de periodismo y sobrina de Jofré. Ella sería la dueña de las cuentas de los bancos Santander Rio y Credicoop, las cuales eran usadas por el estafador para entregar cheques sin fondo, según la investigación policial. Esta joven tenía pedido de detención desde febrero por estafa. Ahora se encuentra en los calabozos de la Seccional 25.
Quien aun está prófugo es "El Porteño”, quien realizaba los papeles falsos como la revisión técnica vehiculas que debe hacerse en la Planta Verificadora de la Policía. También habría adulterado verificaciones, cédulas y demás documentación de los vehículos. Allanaron su domicilio, secuestraron elementos con los que operaba pero logró escapar. La policía cree que pudo haber salido del país.
El circuito por el que llegaron a la provincia los autos robados en Buenos Aires es el eslabón que falta cerrar en la investigación del circuito de estafas. Desde la Brigada Sur explicaron que suponen que "El Porteño” también era protagonista en esta parte del proceso, pero a su vez especulan con que hay más nombres que aún no se conocen y participaban de este proceso.

LA INVESTIGACIÓN
La punta del ovillo es el negocio entre un hombre de apellido Páez y Juan Manuel Jofré. El presunto estafador le otorgó a Páez una VW Suran que había sido robada en Buenos Aires y cheques sin fondos. Éste a cambio le había dado una Ford Courier y un Chevrolet Astra. Aquel 26 de noviembre último Páez radicó la denuncia al darse cuenta que había sido estafado cuando fue a realizar los papeles del auto. Esa fue "la punta del iceberg” para el resto de la investigación policial.
Los pesquisas fueron atrás de estos dos vehículos y empezaron a dar con la cadena de irregularidades. El primero que encontraron fue el Astra, que ya había sido vendido a otra persona, Juan Noguera, quien había pagado de contado 40.000 pesos.
Posteriormente apareció el Suran, que ya había sido vendido nuevamente por Jofré. El cliente fue un hombre de apellido Zabaleta quien había entregado un New Beatle y un Fiat 147.
El tercero de los autos encontrados fue la Ford Courier. Este auto estaba en una playa de estacionamiento de Libertador y Rawson, cuyo dueño es Luis Díaz. Este hombre le explicó a los pesquisas que aquel auto era de un amigo llamado Pablo Bazzani, quien lo había comprado hace algunos días.
En esta misma playa, además, se encontraban dos autos más con pedido de captura de la Policía Federal. Se trataba de un Alfa Romeo y de un Renault Laguna, que fueron llevados también secuestrados.
El sexto auto del eslabón fue finalmente en New Beatle que había sido vendido a un hombre de apellido Galdeano, quien estaba en la planta verificadora cuando se realizó el allanamiento. Este hombre declaró haber entregado un BMW y 7.000 pesos a Juan Manuel Jofré por la compra del vehículo.
El séptimo vehículo recuperado fue una VW Amarok que Juan Manuel Jofré le había vendido a Carlos Espinosa. Espinosa declaró que pagó la camioneta con un Peugeot 307, dos motos y 30.000 pesos. La pista de este auto la dieron algunos testigos que aseguraron que Jofré se movía en esa camioneta, que luego aparentemente había sido vendida.
Posteriormente apareció un octavo vehículo. Se trataba de un VW Golf que Juan Manuel Jofré le vendió a un hombre al que le alquilaba un departamento. Este Golf es otro de los autos robados de la lista que tenía papeles falsos y pedido de secuestro. El hombre que lo compró le pagó con un Ford Ka y 40.000 pesos.
Luego apareció un noveno vehículo. Se trata de un Chevrolet Corsa.
El auto número diez de la lista fue un Renault Clio que Jofré le vendió a Horacio Olivera. Este hombre aseguró que lo compró también por intermedio de una agencia ubicada en Rawson y Brasil, cuyo dueño es Trujillo Saldivar. Olivera pagó por el auto 50.000 pesos de contado.
Luego apareció un Peugeot 307 que estaba en manos de Juan Manuel Farina, quien dijo haber entregado un VW Bora a cambio.
Por otro lado, también se realizó un allanamiento en el domicilio del hermano de Jofré donde encontraron un Toyota Corolla que fue robado en Capital Federal y que a su vez tenía papeles mellizos de un auto de Córdoba. Carlos Jofré, el hermano del estafador, había entregado una Ford Ranger y un Peugeot 206 a cambio del Corolla. Este "pase” de autos está tratado en una causa aparte del resto en el Tercer Juzgado de Instrucción. El resto ha sido todo por intermedio del Segundo Juzgado de Instrucción, a  cargo de Pablo Flores.
Por el momento falta encontrar el Bora, el Fiat 147 y el BMW. A su vez, tampoco se han recuperado el 206 y la Ranger, una causa que investiga el juez Adárvez.

 


 
 

Comentarios