LESA HUMANIDAD

Las causas por las que 7 represores superaron los 3 años de prisión sin juicio

El Tribunal Oral Federal les prorrogó la prisión preventiva, en coincidencia con el pedido del fiscal, a pesar de que en el resto de los delitos ninguna persona puede estar presa más de 3 años sin sentencia firme. Por Gustavo Martínez Puga.
martes, 20 de octubre de 2015 · 06:59
Por Gustavo Martínez Puga

El caso del represor Rubén Arturo Ortega fue el último. Pero no es el único. Actualmente son siete los detenidos por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar que llevan más de 3 años de prisión sin una sentencia firme. En un fallo reciente, el Tribunal Oral Federal de San Juan (TOF) argumentó por qué sólo en esos casos sí corresponde privar de su libertad a una persona, siendo que para cualquier otro tipo de delitos la libertad es prácticamente automática cuando se llega a los 3 años sin una sentencia firme.
De los siete presos por lesa humanidad en esa situación, tres de ellos están presos en sus casas, con el beneficio de la prisión domiciliaria.

Rubén Arturo Ortega fue detenido el 29 de septiembre de 2011, por lo que cumplió su tercer año en prisión sin sentencia firme esa misma fecha del año pasado. Pero ahora, el 29 de septiembre último, cuando se cumplió el cuarto año de prisión preventiva, el Tribunal Oral Federal decidió prorrogarle nuevamente la prisión preventiva.
Ortega es uno de los beneficiados con estar preso en su casa y no en la cárcel de Chimbas.

A Ortega se le agrega Juan Carlos Méndez Casariego (preso desde el 16 de agosto de 2011), Alejandro Olmos Cruz  (preso desde el 12 de junio de 2012, actualmente en su casa), Darvin Vianor Mejías (preso desde el 12 de junio de 2012), Nicolás Damecio Manrique (preso desde el 12 de junio de 2012, actualmente en su casa), Oscar Emidgio Amidey (preso desde el 12 de junio de 2012) y Walter Amadeo Mello (preso desde el 27 de julio de 2012).

"Atendiendo a la gravedad de los delitos que se les imputan, que implican graves transgresiones a los derechos humanos, no parece violatorio de sus garantías constitucionales el hecho de que permanezcan cumpliendo prisión preventiva en su domicilio, sino que todo lo contrario, justifica suficiente el encierro más allá del vencimiento de los tres años que, insistimos, no debe operar de forma automática para liberar a una persona”, dice la resolución que lleva la firma del juez de cámara Alejandro Waldo Piña, con fecha del 29 de septiembre de 2015.

Allí se resolvió "prorrogar por un año la prisión preventiva de Rubén Arturo Ortega, desde el vencimiento de los cuatro años contados desde su detención”.

El fallo se hace eco del planteo del Fiscal Federal General, quien fundó su negativa a darle la libertad a Ortega "en la cantidad y la gravedad de los hechos que se le imputan, como también en las condiciones personales y en el riesgo de fuga y el entorpecimiento de la investigación”.

El caso de la negativa a darle la libertad a Ortega, a pesar de llevar más de 3 años preso sin sentencia firme, es prácticamente un espejo a los motivos que el TOF tuvo para los otros seis casos anteriores.

Cabe recordar que el coronel retirado del Ejército Argentino, Rubén Ortega, está imputado de delitos gravísimos que no prescriben (lesa humanidad), cometidos durante la última dictadura cívico militar del ´76 al ´83 en San Juan, con más de medio centenar de víctimas. Todos ellos estudiantes, trabajadores, sindicalistas y militantes políticos.

Entre ellos están "violación de domicilio”, donde una de sus víctimas fue la modelo franco-argentino María Ana Erize; "privación ilegítima de la libertad abusiva, agravada por el uso de violencia o amenazas”, donde una de sus víctimas es el actual gobernador José Luis Gioja.

Ortega también está imputado de delitos aberrantes, como tormentos agravados y hasta violación de las mujeres detenidas ilegalmente.

En esta última resolución del TOF en el caso Ortega se cita jurisprudencia nacional para negarle la libertad nuevamente.

Por ejemplo, cita el fallo "Acosta, Jorge E.” del 8 de mayo de 2012, donde el máximo tribunal judicial del país dijo que "los plazos establecidos en el artículo 1 de la ley 24.390, modificada por la ley 25.340, son plazos judiciales a ser decididos con base en las circunstancias del caso concreto”.

En ese fallo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación analizó los casos de delitos de lesa humanidad y resolvió que "el principio republicano del gobierno impone entender que la voluntad de la ley, cuando permite exceder el plazo ordinario, no es la de abarcar cualquier delito, sino los delitos más graves y complejos de investigar”.

En ese sentido, el Tribunal Oral Federal de San Juan sostuvo que el caso de Ortega (como el de los otros seis detenidos a los que se les negó la libertad a pesar de llevar más de 3 años sin sentencia), "se trata de una causa evidentemente compleja –dada la numerosa cantidad de imputados, la multiplicidad y la gravedad de los hechos investigados, con gran cantidad de víctimas, con dificultades probatorias por el paso del tiempo (casi 30 años)-, todo lo cual amerita la extensión de la prisión preventiva, sin sentencia condenatoria”.

Pero esa no es la única jurisprudencia citada por el TOF. También citó el fallo "Trusso” de la Corte Suprema; el fallo "Pereyra” (27-11-2007) de los cortistas Zaffaroni y Lorenzetti y el fallo "Bermejo” de la Cámara Nacional de Casación Penal.

Los 18 presos

Este es el listado completo de las 18 personas detenidas en el Penal de Chimbas por delitos de lesa humanidad que están a disposición de la Justicia Federal.

-Detenidos con condena:
Daniel Rolando Gómez, Osvaldo Benito Martel, Juan Francisco del Torchio, Horacio Julio Nieto y Alejandro Víctor Manuel Lazo.
Tres de esos cinco están presos en sus casas: Martel, Nieto y Lazo.
-Detenidos con prisión preventiva:
Rubén Arturo Ortega, Juan Carlos Coronel, Eduardo Daniel Cardozo, Juan Carlos Mendez Casariego; Alejandro Olmos Cruz, Darvin Vianor Mejías, Nicolás Damecio Manrique, Oscar Emidgio Amidey, Walter Amadeo Mello, Jorge Horacio Páez, Juan Carlos Torres, José Hilarión Rodríguez y Eduardo Daniel Vic.
Tres de ellos están presos en sus casas: Ortega, Olmos y Manrique.

Comentarios